Tarek William Saab: El 12A el pueblo y la FANB evitaron un derramamiento de sangre

«El 12 de abril de 2002, el fascismo se apoderó de Venezuela, y gracias a la pronta respuesta del pueblo y las fuerzas armadas se evitó un mayor derramamiento de sangre», declaró el fiscal general de la República, Tarek William Saab, a propósito de la conmemoración de los 20 años del golpe de Estado contra el comandante Hugo Chávez.

En una entrevista, el fiscal general de Venezuela detalló que el 12 de abril, al día siguiente de haberse perpetrado el golpe, realizaron la detención ilegal del presidente Chávez y recordó la instauración de un gobierno facto liderado por el empresario Pedro Carmona.

En este sentido, explicó que los hechos registrados hace 20 años fueron de carácter fascista, donde se «tenía un patrón similar al aplicado en Chile durante el Gobierno de Salvador Allende».

Por tanto, los actos promovidos por una oligarquía nacional y la iglesia católica, además de la participación de las grandes transnacionales de la información, y el apoyo de Estados Unidos y España, muestran que nada fue espontáneo, sino que todo era parte de una planificación anticipada.

Durante sus declaraciones, Tarek William Saab recordó que «apenas se apoderaron del control del Estado, Carmona y sus cómplices borraron cualquier vestigio de diplomacia, eliminaron los Poderes Públicos, las gobernaciones, las alcaldías y las instituciones democráticas, derogaron de facto la Constitución Bolivariana votada por el pueblo en elecciones democráticas en 1999 y revivieron la Constitución de 1961», refiere una nota de prensa del portal AVN.

El entonces diputado recordó cómo fue asaltada la Asamblea Nacional. «Yo me encontraba en el Parlamento, el día 11, y tuvimos que salir de ahí, nos dirigimos varios compañeros a una tarima improvisada, entre ellos estaba Nicolás Maduro, Cilia Flores y Pedro Carreño».

Además, durante los dos días en todo el territorio venezolano fueron atacadas las alcaldías y gobernaciones, además de la persecución de dirigentes revolucionarios.

Saab relata que, mientras buscaban la manera de organizarse para disolver el golpe de Estado, fue detenido de manera arbitraria delante de su esposa e hijos. «Yo no pensaba en mí, yo sabía que me podían matar, pensaba en mis hijos, en mi familia y en lo que aquellos criminales serían capaces de hacerles».

Luego de tantos años, quedó bien claro que si el pueblo y las Fuerzas Armadas no hubieran actuado con la prontitud con que lo hicieron, si aquellos fascistas criminales hubieran logrado establecerse en el poder por más tiempo, Venezuela se hubiera convertido en un mar de sangre.

VTV/EL/ADN