FAO realiza sesión extraordinaria sobre impacto de crisis en Ucrania

El Consejo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), inició este viernes en Roma, Italia, una sesión extraordinaria sobre el impacto de la crisis en Ucrania en la seguridad alimentaria global.

El director general del organismo internacional, QU Dongyu, inauguró el encuentro solicitado por 80 países miembros, encabezados por Estados Unidos y la Unión Europea, quienes presentaron un proyecto de resolución en el cual reafirman su apoyo a la adoptada por la Asamblea General de la ONU el 02 de marzo último.

El borrador pide a QU monitorear de cerca las implicaciones del conflicto sobre la seguridad alimentaria mundial y la agricultura, al tiempo que revisar y hacer recomendaciones sobre su impacto en la implementación del Marco Estratégico (2022-2031) y el Programa de Trabajo y Presupuesto (2022-2023).

Asimismo, solicita desarrollar planes inmediatos a mediano y largo plazo, para abordar los impactos del conflicto en la seguridad alimentaria mundial, incluida la respuesta de emergencia, asistencia para la recuperación y creación de resiliencia en los sistemas alimentarios.

Por su parte, la Federación Rusa compartió las preocupaciones sobre el aumento global del precio de los alimentos y el costo de las materias primas agrícolas y su impacto negativo sobre la seguridad alimentaria de los sectores más vulnerables de la población.

Sin embargo, en carta dirigida al director general, la representación de la nación euroasiática presentó una propuesta de resolución en la cual recordó que el problema existe desde mucho antes del conflicto con Ucrania.

De hecho, los conflictos que comenzaron durante los últimos 20 años en Afganistán, Siria, Irak, Yemen y Libia, que aún continúan, han provocado la hambruna de más de 60 millones de personas en esos países, señaló la misiva.

El documento se refirió además, a la aplicación de medidas económicas, comerciales y financieras unilaterales, contrarias al derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, como un factor que socava seriamente la estabilidad de los mercados de alimentos.

La iniciativa rusa solicita al director general utilizar la capacidad de la FAO, como organización técnica, para monitorear de cerca el impacto de los conflictos sobre la seguridad y la agricultura en el mundo, incluyendo el análisis regular e integral de información sobre el efecto en los sistemas alimentarios.

VTV/CM/JMP

Fuente: Prensa Latina