Evo Morales: “Cumbre de las Américas de Biden nace muerta”

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, sentenció que la IX Cumbre de las Américas “nace muerta” por la decisión del Gobierno de Joe Biden de no invitar a todas las naciones americanas a la cita.

“La última versión de la mal llamada Cumbre de las Américas nace muerta, por la ausencia de varios presidentes hermanos que rechazan la exclusión arbitraria y unilateral de Cuba, Venezuela y Nicaragua por parte de Estados Unidos”, afirmó este martes Morales en su cuenta en redes sociales.

El líder andino, por el contrario, elogió la decisión de algunos presidentes de la región de no asistir a la cumbre que inició el lunes en Los Ángeles, reportó HispanTV.

Según medios internacionales, al menos ocho presidentes no participarán en el evento en protesta por la política de la exclusión de EE. UU., entre ellos Andrés Manuel López Obrador de México y Luis Arce de Bolivia.

Morales, también, cargó contra el actual inquilino de la Casa Blanca acusándolo de provocar la división en lugar de promover la integración. “EE. UU. convierte la Cumbre de las Américas en reunión de países vasallos”, dijo.

Después de que Estados Unidos, anfitrión de la IX Cumbre de las Américas, anunció a principios de mayo su decisión inicial respecto a la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela, a los países que acusa de no respetar “la democracia”, el Mandatario mexicano fue el primero en amenazar con boicotear la cita, en caso de excluir a algún miembro.

El lunes, López Obrador, además de rechazar asistir a la Cumbre de las Américas, responsabilizó a las autoridades estadounidenses del fracaso de la cita por tener “una política de cerrazón y no de apertura”.

Respecto a la agenda de la cita, detractores y estrategas han cuestionado qué progreso se puede lograr en la cumbre —en la que la migración será un tema central— si México y algunos de los países centroamericanos que son la fuente de la mayor parte de la migración irregular a EE. UU. no están presentes.

Pese a los intentos de Biden para evitar el fracaso de la cumbre, los expertos atisban que el evento podría convertirse en una vergüenza para el presidente estadounidense debido al boicot de gran impacto.

CONOZCA MÁS:

VTV/Ora/EMPG