Estrategia de la oposición era desconocer victoria del presidente Nicolás Maduro en 2018

«Por ordenes del gobierno norteamericano, la oposición venezolana en 2018 se levantó de la mesa de diálogo porque ya tenían esta estrategia de agresión total contra Venezuela e ignorar las elecciones adelantadas solicitadas por ellos durante las discusiones, con la finalidad de «no reconocerme a mí, ni a nuestro gobierno apoyados por los Estados Unidos y otros países aliados con Donald Trump», informó el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro durante la entrevista realizada por el periodista norteamericano Max Blumenthal.

El Jefe de Estado comentó que la oposición venezolana no es independiente ni tiene decisiones propias, “siempre ha sido así y el mundo debería saberlo. En primer lugar, la oposición no está a cargo de sí misma. Tienen dueños, tienen jefes. Estos propietarios, estos jefes, lamentablemente están en Washington, no pueden llegar a un acuerdo con nosotros si ellos no están de acuerdo y le dicen que lo hagan. Ese es el punto al que hemos llegado en esta situación”.

Además, aseguró que la derecha venezolana no podia arriesgarse a perder las elecciones y con ello legitimar al gobierno bolivariano de Venezuela.

Todas estas acciones que realiza el gobierno estadounidense contra Venezuela, tienen como finalidad de apropiarse de las propiedades en el extranjero, de expropiar Citgo, como ya lo lograrón tras el embargo de Citgo solicitado por la minera Crystallex en Estados Unidos.

Aseguró que los planes del Comando Sur de los EE.UU. que tenia contra Venezuela, hasta la fecha no han logrado obtener logros. Dijo que la oposición estaba segura de que no ganaría las elecciones y no iban a correr el riesgo de perderlas, y con ello legitimar al gobierno bolivariano de Venezuela.

Respecto a las consecuencias para el país y el continente de un posible golpe de Estado respaldado por los EE.UU.,  entrarán elementos del partido Voluntad Popular. El Mandatario Nacional manifestó que esas acciones provocarían un levantamiento nacional, popular y civil-militar, una insurrección general que conduciría a una revolución aún más radical que tomaría un camino diferente.

Del mismo modo, aseveró que América Latina entraría en una fase revolucionaria con una estrategia diferente, “una fase diferente porque nunca nos rendiremos. Nunca nos rendiremos, siempre pelearemos, y cuando digo nosotros, me refiero a personas humildes, los millones de venezolanos que nos han dado 23 victorias en 25 elecciones, esos venezolanos que no están cubiertos por CNN o Fox News, que continuamente marchan en apoyo de la revolución. Millones de venezolanos que no aparecen en CNN, el New York Times, el Washington Post, Fox News. Son invisibles pero existen”. /JML