Estado brasileño es condenado por ecocidio en ecosistema de Cerrado

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) condenó al Estado brasileño por ecocidio contra Cerrado, y de amenaza de genocidio cultural de pueblos.

La condena va dirigida al Gobierno federal, Estados extranjeros, organizaciones y empresas nacionales y transnacionales, por su contribución a la comisión de crímenes económicos, ecológicos que generaron graves violaciones a derechos humanos y al medio ambiente.

El segundo mayor bioma Cerrado, se extiende por más de dos millones de kilómetros cuadrados del territorio nacional, lo cual equivale a casi 24 por ciento de Brasil, ha perdido más de la mitad de su vegetación original.

En los últimos 20 años, ese proceso se ha acelerado, con pérdidas mayores que las registradas en el último siglo. Según el proyecto MapBiomas 26,5 millones de hectáreas fueron destruidas de 1985 a 2020 y el 99 por ciento de esa área fue destinada a la agropecuaria.

El mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro, gobernadores y gigantes del agronegocio, fueron citados por primera vez en diciembre 2021 y posteriormente el 26 de junio.

A pesar de las pruebas presentadas, los citados no respondieron a las solicitudes. “Vivimos un momento en el país de borrado de datos y la campaña tuvo esa capacidad de generar información”, declaró Duprat.

La acusación apunta como responsables a países como Japón y a la Unión Europea, por la compra masiva de materias primas producidas a expensas de la destrucción del Cerrado.

Entre las instituciones internacionales fueron condenados el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio y el Banco Mundial, por la promoción y legitimación de reformas neoliberales que profundizan el ecocidio y el genocidio cultural.

VTV/DO/ADN

Fuente: Prensa Latina