Escuela Nacional de Fiscales ha formado a más de 120 mil personas en dos años de gestión

La Escuela Nacional de Fiscales ha formado en dos años de gestión a 121.041 personas en cursos, talleres, congresos, clases y conferencias, de los cuales 10.507 son funcionarios del Ministerio Público, 35.744 corresponden a policías y militares y 74.800 al público en general, reveló el Fiscal General de la República Tarek William Saab, a propósito de realizarse el Foro Justicia camino hacia la plena vigencia de los derechos humanos.

Saab, expresó que la actividad es propicia debido a que este martes se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos,  donde destacó que la Escuela de Gestión Nacional de Fiscales brinda estudios generales y de pregrado conducentes en 13 centros de formación.

“La Escuela Nacional de Fiscales, en dos años ha aumentado las secciones de 15 a 37, la cantidad de docentes subió de 63 a 200 y la matricula de conducentes a grado académico se elevaron de 622 a 1.215, lo que visibiliza el trabajo de nuestra labor en la defensa de los Derechos Humanos en el país” aseveró.

El Fiscal General de la República informó que la institución aprobada por el Ministerio del Poder Popular para la Educación posee una oferta académica en especialización en el ejercicio de la función fiscal, derecho penal probatorio, criminalística, de campo y medicina forense “ante este logro debemos entender que esta formación es muy importante no solo en materia de protección y defensa de los derechos humanos sino de combate a la violación de los derechos humanos en nuestro país”.

De igual manera, Saab expresó que el tema de los derechos humanos no puede ser manipulado por los grandes imperios, quienes pretenden arrebatar de los movimientos sociales la liberación de los pueblos, “señalamos que en un mundo como el nuestro el tema de los derechos humanos no puede ser manipulado por las grandes transnacionales, que utilizan esta bandera para pretender arrebatarle a los grande movimientos sociales su soberanía. Por lo tanto, la tarea debe ser evitar que se sigan manipulando los derechos humanos para propiciar baños de sangre en regiones y poblaciones del mundo”. /JML