Entérate del elemento químico importante para la vida humana

La nutricionista miembro de la Asociación Nacional de Nutrición Clínica, Liudmila Denisenko, nombró las razones de la necesidad de reponer la deficiencia en el cuerpo de un elemento químico importante para la vida humana: el magnesio.

De acuerdo al portal web Sputnik, la experta señaló que el magnesio es utilizado por casi todas las células y órganos, especialmente porque es muy significativo para el corazón, los músculos y los riñones.

Denisenko precisó que “el magnesio aumenta la resistencia del cuerpo a las infecciones, alivia los calambres musculares, reduce el dolor menstrual e incluso promueve la producción de dopamina, que activa la excitación sexual”, igualmente señaló que esta no es una lista completa de las propiedades positivas del mineral.

Hizo hincapié sobre el hecho de que, por más que el cuerpo luche por conservar el magnesio, hay muchos factores que aumentan el riesgo de desarrollar su deficiencia. Entre ellos, los alimentos grasos pesados, el alcoholismo crónico, la diabetes y otras enfermedades crónicas.

Entre los signos de deficiencia de magnesio:

  • Fatiga crónica
  • Tensión y estrés constantes
  • Calambres o contracciones musculares
  • Antojos de dulces
  • Aumentos de presión
  • Trastornos del sueño
  • Deficiencia de vitamina D
  • Aumento de la fragilidad ósea
  • Ataques de dolor de cabeza
  • Acidez estomacal y estreñimiento

La nutricionista aconsejó consumir de 400 a 420 miligramos de magnesio por día a los hombres, y a las mujeres de 310 a 320 miligramos.

«El magnesio, en teoría, deberíamos obtenerlo en su totalidad de los alimentos. Sin embargo, la mayoría de las personas obtienen solo un poco más de la mitad de la norma requerida de este importante elemento con los alimentos, porque abusan de los alimentos procesados industrialmente, donde casi no hay magnesio», explicó la especialista.

Aconsejó incluir alimentos ricos en magnesio en la dieta, a saber: salvado, sésamo, trigo sarraceno, almendras, soja, piñones, anacardos, sandía y cangrejos enlatados.

VTV/WIL/ADN