EE.UU. | Soldados de la Guardia Nacional fueron forzados a abandonar el Capitolio e instalarse en un estacionamiento

Miles de miembros de la Guardia Nacional desplegados para defender el Capitolio de EE.UU. tras el asalto de turbas trumpistas del 6 de enero, se vieron obligados a abandonar el edificio después de dos semanas de servicio e instalarse en el exterior en un estacionamiento cercano, lo que provocó fuertes protestas de los legisladores y los propios soldados.

Uno de los guardias comentó al medio digital Político, que fueron desalojados del Capitolio el jueves y acabaron en un estacionamiento sin conexión a Internet, con solo una toma eléctrica y un cuarto de baño con dos inodoros para 5.000 efectivos, en medio de una temperatura en Washington de 4 grados.

De hecho, decenas de efectivos habían estado durmiendo en el suelo de los pasillos del Capitolio, cuando fueron enviados luego del asalto, y ahora deben hacerlo a la intemperie.

«Ayer decenas de senadores y congresistas se pasearon por nuestras filas tomándose fotos, dándonos la mano y agradeciéndonos nuestro servicio. Al cabo de 24 horas, ya no les resultamos útiles y nos desterraron a la esquina de un aparcamiento. Nos sentimos increíblemente traicionados», lamentó el uniformado, reseñado por RT.

Otro miembro del servicio agregó que les ordenaron crear centros de mando móviles en el exterior o en hoteles cercanos y tomar los descansos de sus turnos de 12 horas en el estacionamiento, sin explicarles los motivos por los que debían abandonar el Capitolio.

Cuando el medio Político reportó sobre estos hechos la noche del jueves, legisladores de ambos partidos se mostraron indignados y empezaron a realizar llamadas para resolver la situación.

Así, el senador demócrata Chuck Schumer prometió llegar «al fondo de esto»: «Si esto es cierto, es indignante». A su vez, el senador republicano Tom Cotton recordó que el Capitolio permanece cerrado al público y cuenta con «mucho espacio para que las tropas se tomen un descanso» en su interior.

Gracias a la rápida reacción de los legisladores, la situación fue resuelta y horas más tarde los miembros de la Guardia Nacional pudieron volver al interior de la sede legislativa.

Por su parte, la portavoz de la Policía del Capitolio, Eva Malecki, señaló en un comunicado que pidieron la reducción de los turnos de los efectivos de 12 a 8 horas para que pudieran pasar más tiempo fuera del complejo. Sin embargo, no explicó por qué los guardias fueron forzados a instalarse en el estacionamiento.

LEA MÁS:

/maye