Diputados franceses votan a favor de polémica Ley contra el islam

Este martes diputados franceses votaron con holgada mayoría un controvertido proyecto de Ley que busca combatir el islamismo y que ahora será debatido por el Senado a fines del mes de marzo.

El texto que pretende reforzar el arsenal legislativo para combatir el islam fue adoptado por la cámara de diputados con 347 votos a favor, 151 en contra y 65 abstenciones.

La Ley, que según sus críticos estigmatiza a los musulmanes y limita las libertades, prevé la neutralidad religiosa de los funcionarios, refuerza el control de las asociaciones y del financiamiento de los lugares de culto, instaura una autorización previa para la enseñanza a domicilio y blinda las medidas para luchar contra las amenazas difundidas en Internet, refiere la agencia Agence France-Presse (AFP).

«Es una ofensiva laica extremadamente fuerte. Es un texto duro pero necesario para la República», dijo el ministro del Interior, Gérald Darmanin, a una radio local.

Afirmó que este proyecto es una de las últimas grandes iniciativas del presidente Emmanuel Macron de cara a las presidenciales de 2022, como respuesta a la amenaza yihadista en Francia, que tuvo como punto de partida el atentado contra la redacción del semanario Charlie Hebdo en enero de 2015.

Lucha contra certificados de virginidad y poligamia

Entre las medidas clave del proyecto, figura un mejor control de las asociaciones y lugares de culto, y también una mayor protección a los líderes comunitarios moderados que corren el riesgo de ser derribados por un «golpe de Estado» extremista.

Para recibir subvenciones, las asociaciones deberán comprometerse a respetar los valores y principios de la República y la financiación y la gestión de los lugares de culto estarán mejor reguladas.

El texto también propone criterios más estrictos para autorizar la escolarización en el hogar de los niños mayores de tres años, con el fin de evitar que los padres saquen a sus hijos de las escuelas públicas y los matriculen en estructuras islámicas clandestinas.

Los médicos, por su parte, serían multados con 15.000 euros (18.000 dólares) y un año de cárcel si realizan certificados de virginidad, y se reforzarán los controles para impedir los matrimonios forzosos y la poligamia.

Para la izquierda francesa, que en gran parte se abstuvo de votar, el texto estigmatiza a los musulmanes. Crea un «halo adicional de sospecha» contra los musulmanes, estimó el partido de izquierda radical Francia Insumisa.

El campo de la derecha se mostró también crítico con el proyecto que estima ignoraba cuestiones esenciales como la radicalización en las cárceles y la migración. 
/maye