La diadema que predice crisis epilépticas

Para mejorar la calidad de vida de las personas con epilepsia, esta brasileña de padres argentinos creó en 2015 la empresa Epistemic, incubada en la Universidad de Sao Paulo. El objetivo: “desarrollar herramientas, en este caso una diadema, que ayuden a gestionar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen y la de sus familias”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epilepsia afecta a unos 65 millones de personas en el mundo. “Sin embargo, esta enfermedad sigue rodeada de tabúes. Su diagnóstico es difícil y alrededor del 30% de los pacientes no responde a la medicación”, comenta a SINC la ingeniera electrónica Paula Gómez.

El último de estos desarrollos es un dispositivo denominado Aurora, que es similar a una diadema que se coloca en la cabeza “La idea surgió de una conversación con mi madre [la física Hilda Cerdeira], que es una autoridad en teoría del caos, en la que mencionó que estaba investigando las señales del electroencefalograma [EEG]”.

Un software basado en la teoría del caos

La madre de Gómez desarrolló un método matemático para estudiar las señales EGG, “que son caóticas por naturaleza” y encontró que “en las señales de los pacientes con epilepsia se producen anomalías antes de que ocurra la crisis”. A partir de este modelo, se desarrollaría luego el software predictivo incluido en Aurora.

Aurora capta las señales del electroencefalograma, el software de predicción de IA, lee estos datos en todo momento y cuando detecta una anomalía, envía una notificación al paciente y al cuidador hasta 30 minutos antes de que se produzca la crisis.

Según detalla la experta, “la diadema, incorpora, además del software, un dispositivo de electroencefalograma en miniatura que tiene seis electrodos. Estos se colocan en la cabeza, igual que los aparatos del hospital, pero no necesitan una pasta conductora”.

Además del dispositivo, el equipo ha creado una app, un diario donde pacientes y familiares pueden controlar las crisis y un portal web, que ayuda a los médicos a definir el mejor tratamiento a través de un análisis exhaustivo de los pacientes.

Señala que “los datos obtenidos no se envían al médico ni al paciente, ya que se trata de un volumen de información muy grande que no se podría pasar por el móvil, puesto que agotaría los datos y la batería de un smartphone en pocos minutos”.

VTV/CC/JMP

Fuente: SINC