Día de los Niños y Niñas Indígenas | Presidente Maduro envió su amor al semillero indio que lleva en su sangre legado de sus ancestros

A propósito de celebrarse este miércoles, en Venezuela, el Día de los Niños y Niñas Indígenas, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, envió todo su amor «y reconocimiento al semillero indio que lleva en su sangre el legado heroico de nuestros ancestros», escribió en su cuenta de la red social Twitter @NicolasMaduro.

¡Día de los Niños y Niñas Indígenas! Envío todo mi amor y reconocimiento al semillero indio que lleva en su sangre el legado heroico de nuestros ancestros. Su fuerza espiritual nos llena a diario para seguir en la lucha por garantizar una Patria de igualdad para todas y todos. pic.twitter.com/x2BZGQnj0q

Esta celebración inició en el municipio Guajira, estado Zulia, con el Día del Niño Wayúu, iniciado por la Junta de Promoción y Desarrollo de la Guajira, con motivo de las fiestas patronales de San José, sin embargo fue extendiéndose por todo el territorio nacional hasta convertirse en un Día Nacional para incluir a los infantes de los grupos étnicos.

De tal manera cada 18 de marzo se realizan en la República Bolivariana de Venezuela, en todos los estados con población originaria: Warao, Yekuana, Kariña y otros, diversos actos en honor al niño indígena, fiesta que contribuye al protagonismo histórico, cultural, social, lingüístico de los niños indígenas, y destaca su participación en el proceso de desarrollo del país. 

Desde la llegada del comandante Hugo Chávez a la presidencia, el Gobierno Nacional ha visibilizado a este sector. Entre los adelantos realizados para el desarrollo de las comunidades aborígenes, creó el Ministerio para los Pueblos Indígenas, Ley del Patrimonio Cultural de los Pueblos y Comunidades y la Ley de Idiomas Indígenas, entre otros.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela dedica un capítulo exclusivo a los derechos de los pueblos indígenas, en cuya normativa se reconoce, por primera vez en la historia, el carácter multiétnico y pluricultural del país, y abre un espacio de participación política indígena a nivel nacional, estadal y municipal.

Asimismo, hace un reconocimiento de los derechos relativos a la educación y promueve el derecho a una educación intercultural bilingüe en correspondencia con los derechos de los niños, niñas y adolescentes protegidos con la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopnna), reseña una nota de Alba Ciudad en su portal web.  /maye