Detección récord de ondas gravitacionales arroja luz sobre evolución de agujeros negros

Un equipo internacional de investigadores ha observado un total de 35 nuevas ondas gravitacionales, 32 de las cuales eran resultado de fusiones de agujeros negros masivos y dos más de la fusión de agujeros negros con estrellas de neutrones.
 
En uno de estos últimos casos se trata de un agujero negro masivo de unas 33 veces la masa del Sol y una estrella de muy poca masa, unas 1,17 veces la masa de nuestro astro, lo que sería la estrella de neutrones más pequeña encontrada hasta el momento. Hasta el momento, los investigadores todavía no pueden explicar la naturaleza del evento número 35.
 
El hallazgo elevó a 90 el número total de ondas gravitacionales detectadas desde el inicio de las observaciones. La investigadora Shanika Galaudage, de la Universidad de Monash (Australia), lo califica de «una nueva ventana al universo» y explica que las ondas gravitacionales «no son luz electromagnética», por lo que hoy en día, los astrofísicos de hecho pueden «ver lo invisible».
Detección récord de ondas gravitacionales arroja luz sobre evolución de agujeros negros
Foto: Sputnik
 
Las recientes observaciones contribuyen a comprender mejor tanto la evolución del universo, como la naturaleza de los cuerpos celestes, afirma, por su parte, la astrofísica Susan Scott, de la Universidad Nacional de Australia. La investigadora subraya que el creciente número de detecciones se debe a los avances de la tecnología láser.

«A medida que hacemos que los sensores se hagan incluso más sensibles, seremos capaces de ver todas las parejas de agujeros negros binarios fusionándose por todo el universo», explica. Scott agrega que las colisiones de estrellas neuronales no generan fuertes ondas gravitatorias, pues «no son tan densas, por lo que no pueden verlas desde tan lejos». CC/JML

Fuente: Sputnik