Desentierran cerca de 200 nuevos Guerreros de Terracota al noreste de China

Excavaciones recientes en la región de Shaanxi, al noreste de China, permitieron a un equipo de arqueólogos desenterrar otras 200 estatuas de los conocidos Guerreros de Terracota en el mausoleo del Emperador Qinshihuang, figuras construidas para acompañar al Emperador en su viaje al otro mundo, según la tradición china.

Con esta operación se encontraron también 12 caballos de arcilla, restos de dos carruajes, algunas ruinas de construcciones, y cajas para almacenar armas, escudos de colores, espadas de bronce y arcos.

El Museo del Mausoleo del Emperador Qinshihuang, informó que, durante la tercera ronda de excavaciones en el lugar, realizadas entre 2009 y 2019, se inspeccionó un área de 400 metros cuadrados en el pozo No.1, en la que se descubrió un gran número de figuras y armas.

De acuerdo con las posturas en que fueron encontrados, se pueden dividir en dos categorías: una corresponde a guerreros que llevan armas en forma de asta, con el brazo derecho doblado y el puño medio cerrado; y la otra agrupa guerreros con arcos, con su brazo derecho colgando al natural.

Los hallazgos recientes ocurrieron en este mismo pozo, el más grande de los tres que rodean la tumba del primer emperador chino, mismo que, según los arqueólogos, podría contener más de seis mil soldados y caballos de arcilla.

Estas esculturas fueron descubiertas por azar en 1974, durante los trabajos de rehabilitación hidráulica en Xi’an. La nueva inspección amplía el campo de conocimiento respecto al sistema y organización militar de la dinastía Qin (221-206 a.n.e.) y proporciona nuevas ideas para investigar el estilo artístico, características y técnicas de elaboración de esas figuras.

El lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1987, reseño portal web Telesur.  /maye