Descubren verdadero origen de momias de la Edad de Bronce

Hasta el momento se creía que las momias de la cuenca del Tarim, en el oeste de China, eran una rama remota de los primeros indoeuropeos. Fueron halladas a finales de los años 90 y recién ahora se logró determinar su origen.
 
Pertenecen a una población indígena que, en la Edad del Bronce, estaba genéticamente aislada, pero era culturalmente cosmopolita.
 
Esto ha quedado demostrado en el análisis proteómico de sus piezas dentales. Los individuos practicaban la cría de ganado vacuno, ovino y caprino. Además, conocían bien las diferentes culturas y tecnologías de su entorno.
 
En un principio, los restos humanos naturalmente conservados, desecados por el desierto, sugirieron a muchos arqueólogos que descendían de indoeuropeos que habían emigrado a la región desde algún lugar más al oeste antes del año 2000 a. C.
 
«Han sido tan enigmáticos. Desde que fueron encontrados, casi por accidente, han planteado muchas preguntas porque muchos aspectos de ellos son únicos, desconcertantes o contradictorios», señaló la coautora del estudio publicado en Nature, Christina Warinner, antropóloga de la Universidad de Harvard en Massachusetts y del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Alemania.    CC  /CP
 
Fuente: Sputnik