Derecha boliviana anuncia “cacería” contra exfuncionarios

El exsenador Arturo Murillo, quien tras el golpe de Estado consumado contra  el presidente Evo Morales asumió de facto la dirección del Ministerio de Gobierno en Bolivia, afirmó que irá “a la cacería” de Juan Ramón Quintana, ministro de Presidencia durante la Administración socialista, y Raúl García Linera, hermano del exvicepresidente Álvaro García Linera, quien debió exiliarse por la interrupción de la democracia.
 
Así lo dio a conocer a los pocos minutos de asumir el cargo de modo irregular, cuando dijo a la prensa: “Que empiecen a correr, los vamos a agarrar. No vamos a permitir una persona más que siga haciendo sedición en el país”.
 
Entre sus diatribas, manifestó que si esas dos personas vinculadas a Morales no quieren ir a la cárcel, deberían dejar el país, reseña el portal web de la Radio del Sur. 
 
“Haremos cumplir la ley”, acotó el político identificado con el partido Unidad Democrática (UD).  /JML