Inicia segunda discusión de la Ley de Fiscalización y Financiación de las ONG

Este martes, la plenaria de la Asamblea Nacional (AN) inició el debate de la segunda discusión del Proyecto de Ley de Fiscalización, Regularización, Actuación y Financiamiento de las Organizaciones No Gubernamentales y Afines, de conformidad con lo establecido en el Artículo 106 del Reglamento Interior y de Debates del Parlamento venezolano, según la presentación realizada por el diputado Julio García Zerpa, luego del período de Consulta Pública, tras la aprobación en primera discusión realizada el pasado mes de enero.

“Es importante que nuestro país sepa que una nación que está siendo asediada por la principal potencia militar, por los Estados Unidos de Norteamérica, por distintos países que han decidido atacar la institucionalidad, se hace necesario establecer un marco regulatorio que defina cuáles son las normas mediante las cuales las organizaciones no gubernamentales u organizaciones sin fines de lucro pueden recibir financiamiento, que tienen un margen de actuación y además la rendición de cuentas, esto es totalmente normal”, dijo el parlamentario en su intervención.

Comentó que en otros países se ha legislado sobre esta materia, y para este proyecto legislativo en Venezuela se realizaron los estudios de derecho comparativo que permiten dar razón de su necesidad y aprobación. Adelantó que, en la Consulta Pública, intervinieron diversos sectores, organizaciones no gubernamentales de todo tipo, instituciones nacionales y transnacionales, y todos aportaron sus ideas y sugerencias.

Denunció que, incluso, en la consulta intervinieron organizaciones no gubernamentales que reciben financiamiento de la Fundación Simón Bolívar de la empresa Citgo, creada por el Comandante Hugo Chávez Frías para atender intervenciones quirúrgicas de niños, niñas y adolescentes, institución que ahora es manejada ilegalmente por sectores de partidos políticos de ultraderecha.

“Esto nos llama la atención (…) tenemos informes que nos dicen que más del 80 % de los recursos que reciben estas llamadas organizaciones no gubernamentales, que además algunas ni siquiera tienen personalidad jurídica, que es parte de lo que se legisla en esta norma, no existen ante el registro, en este caso el Sarén, pero reciben grandes cantidades de millones de dólares. ¡Son un chalequito, una gorra, un lema, una página web y reciben importantes cantidades de millones de dólares!”, alertó.

García Zerpa hizo un llamado sobre la necesidad de dar un gran debate para establecer transparencia, rendición de cuentas, tal como ocurre con los ciudadanos, funcionarios públicos, o personas naturales o jurídicas que rinden cuentas ante el Seniat, la Contraloría de la República u otras instituciones, para lo cual es urgente que exista un marco regulatorio para quienes reciben grandes cantidades de millones de dólares digan de dónde vienen y en qué los emplean.

“La mayoría de las organizaciones no gubernamentales o sin fines de lucro que no reciben financiamiento extranjero o que el financiamiento que reciben son empleados para la obra y la acción social, como definen sus estatutos, no tienen de qué preocuparse. Los que sí deben preocuparse son el 80% de entelequias que no tienen personalidad jurídica, pero que han hecho de esto un gran negocio, que ha servido para la legitimación de capitales, que ha servido para el financiamiento de partidos políticos, que ha servido para el financiamiento de actividades terroristas en el país”, resumió.

Por su parte, la diputada de AD, Anyelith Tamayo, dijo en nombre de sectores de la “Alianza Democrática”, entre ellos Copei, El Cambio, Cambiemos y Primero Venezuela, que están de acuerdo con aprobar esta ley en su segunda discusión “porque hemos participado abiertamente en el debate, en la comisión de política interior” y envió un “mensaje de tranquilidad” a las ONG que hacen bien al país, “de que esto no nos perjudica de ninguna manera”.

“Nosotros tenemos que estar de acuerdo con el tema de la regularización, con el tema de la fiscalización. ¿Por qué no estar de acuerdo con el hecho de rendir cuentas sobre financiamientos públicos?. Sí, nosotros tenemos que hablarle claro al país, nosotros decimos Sí, nosotros creemos que es necesario un proyecto de ley como éste para nosotros poder decir y fortalecer nuestro sistema político y democrático”.

Aún cuando luego advirtió que la ley no puede ser usada contra “los que piensan distinto”, y debe estar apegada a la Constitución, dijo que sí debe estar dirigido “a esas personas y esas organizaciones que como bien lo decía el diputado que me antecedió, utilizan unas ONG como fachada para recibir financiamiento de Estados Unidos o de otra potencia extranjera y desestabilizar nuestro sistema político y democrático. Esto tiene que ir dirigido a estas ONG que generan odio, que no generan paz en el país, esto tiene que ir dirigido también, por supuesto, a estas organizaciones que vienen a sembrar este mal ambiente en el país que, por supuesto, no es lo que esta alianza democrática quiere”.

“Es por eso que no vamos a aceptar la guachafita de algún sector que se esconde bajo fachadas de una organización para desestabilizar el país, pero tampoco vamos a estar de acuerdo con que esto sea un instrumento para perseguir, insisto. Organizaciones no gubernamentales, si ustedes tienen todas sus cuestiones en regla y siguen haciendo el bien por el país van a contar también con esta Alianza Democrática”, concluyó.

CONOZCA MÁS:

VTV/Ora/EMPG/DB/