Más de 8 millones de cubanos convocados para referendo constitucional

 
Más de ocho millones de cubanos están convocados para ratificar el próximo 24 de febrero la nueva Constitución de la República, aprobada en primera instancia el 22 de diciembre por la Asamblea Nacional del Poder Popular.
 
Entre tanto, las autoridades afinan los detalles para el referendo popular en que el pueblo ejercerá su soberanía.
 
La Carta Magna, aprobada en diciembre último por la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), se encuentra en distintos formatos: impresa, digital y como aplicación móvil, reseña Prensa Latina.

Hasta el viernes 18 de enero se vendieron un millón (1) 531 mil 149 ejemplares de la nueva Carta Magna, lo cual significa el interés del pueblo en conocer el citado texto.

La Empresa de Artes Gráficas ‘Federico Engels’ imprimió un total de tres millones 100 mil ejemplares de tabloides de la Constitución, los cuales fueron distribuidos en todos los municipios del país por Correos de Cuba, precisa Prensa Latina.

El presidente nacional de la Federación Estudiantil Universitaria, Raúl Palmero, informó en su cuenta de la red social de Twitter que cerca de nueve mil estudiantes universitarios se comprometieron como colaboradores voluntarios para garantizar la calidad y transparencia de la consulta.

En tanto, la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería del Ministerio del Interior prosigue sus labores relacionadas con el registro de electores.

El coronel Mario Méndez explicó que el Estado se responsabiliza y garantiza que todos los ciudadanos mayores de 16 años puedan ejercer su derecho al voto: «Nuestra misión es que no quede un cubano con derecho al sufragio fuera de la lista».

El registro de electores tiene la calidad requerida pues se trabaja con seriedad, disciplina, transparencia y total apego a la ley, resaltó el jefe de la mencionada entidad, dijo.

Su solidez, añadió, está en la tecnología utilizada que lo blinda ante las vulnerabilidades y está garantizada la protección de los datos personales.

Aunque es una responsabilidad del Estado contar con un registro electoral actualizado y transparente, la población debe mostrar interés por su ubicación en el registro, remarcó el coronel.

La Carta Magna ratifica el carácter socialista de la isla y el papel rector en su sociedad del Partido Comunista.

Además, recoge cambios en la estructura del Estado, amplía las garantías y los derechos humanos, promueve la inversión extranjera, y reconoce varias formas de propiedad, entre ellas la privada.         /CP