Cuba rechaza cinismo de EE.UU. en lucha contra el terrorismo y el aumento de la hostilidad hacia la isla

Estados Unidos incrementa la hostilidad hacia Cuba al reincorporarla a la lista de naciones que presuntamente  «no cooperan con los esfuerzos antiterroristas», mientras mantiene silencio sobre el ataque a la Embajada de La Habana en Washington.

Las autoridades cubanas rechazaron la reincorporación de ese país a la relación emitida por el Departamento de Estado estadounidense y denunciaron que la nación norteña esconde su historial de terrorismo de Estado contra la isla.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, calificó de «espuria» la lista, mientras lamentó que Estados Unidos no condene ni responda a las interrogantes sobre el ataque terrorista contra la representación diplomática cubana en Washington el pasado 30 de abril.

Por su parte, el director general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, subrayó en Twitter que hay una larga historia de actos terroristas cometidos por el Gobierno de Estados Unidos contra su país.

Muchos de esos actos con la complicidad de las autoridades e individuos y organizaciones que ejecutan esas acciones desde territorio estadounidense, subrayó el diplomático.

El Departamento norteamericano de Estado incluyó este miércoles a Cuba, Venezuela, Irán, Siria y la República Popular Democrática de Corea en su lista de países que supuestamente «no cooperan completamente» con sus esfuerzos antiterroristas.

El texto refiere que con base a esa normativa, se prohíbe la venta o licencia para la exportación de artículos y servicios de defensa a estos Estados.

Cuba no formaba parte de esa lista desde 2015, cuando fue sacada luego de permanecer en ella durante 33 años, refieren medios de prensa internacionales.

La nación antillana fue reincorporada ahora bajo el argumento de la presencia de miembros del Ejército de Liberación Nacional de Colombia y otras excusas.

Al respecto, el canciller venezolano Jorge Arreaza, cuyo país también fue incluído en la lista, manifestó su solidaridad con la isla ante esta nueva agresión de la administración de Donald Trump.

«Por décadas, desde el sur de Florida se han planificado y orquestado incontables actos terroristas contra del pueblo cubano. Con total cinismo el gobierno supremacista de Trump trata de convertir la víctima en victimario. La dignidad de un pueblo es indestructible», posteó en su cuenta en la red social Twitter.