Cuba advierte que el bloqueo es un acto de guerra económica en tiempo de paz

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, exigió este miércoles, en Nueva York, el fin del bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto hace más seis décadas por Estados Unidos, al calificar como acto de guerra económica las mal llamadas “sanciones”.

“El bloqueo es un acto de guerra económica en tiempo de paz”, manifestó el canciller cubano frente a la Asamblea General de la la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Rodríguez dijo que hace 30 años, se emitió la primera de las cientos de resoluciones de la Asamblea General de la ONU contra el bloqueo ilegal, pero el gobierno de EE. UU. continúa ignorando el respaldo casi unánime del mundo para que cese su política ilegal, inmoral y cruel.

“Persiste el empeño de generar escasez, carencias, sufrimientos y sembrar el desaliento, la insatisfacción del pueblo cubano. El gobierno de EE. UU. refuerza sus presiones a gobiernos, instituciones bancarias y compañías de todo el mundo que están interesados en relacionarse con Cuba y persigue las fuentes de divisas del país para provocar el colapso económico”.

El diplomático cubano mostró su solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela, al presidente Nicolás Maduro Moros y al pueblo del Libertador Bolívar, que en unidad cívico-militar, resisten los intentos de desestabilizar el orden interno.

“Rechazamos la aplicación de medidas unilaterales contra Venezuela”, sentenció, al igual que repudió las acciones contra Nicaragua, Palestina, Rusia y China, entre otras naciones hostigadas desde el gobierno de EE. UU. y sus aliados.

Recordó las palabras del Comandante Fidel Castro Ruz, quien ya había alertado que la filosofía de la guerra y despejo, así como el consumismo exacerbado del capitalismo, llevaría a la humanidad al hecatombe.

“Las relaciones internacionales transitan peligrosamente debido a la ofensiva estadounidense para subyugar a Estados por vías militares, económicas y políticas”, denunció.

Reclamó que las pretensiones de dar órdenes al mundo por parte del gobierno de EE. UU., busca imponer sus propias reglas a quien sea y la expansión de la OTAN y su guerra no convencional de 5ta. Generación, completan un escenario altamente peligroso para la humanidad. “Todo esto conduce a un clima de tensión cuyas consecuencias son impredecibles”.

CONOZCA MÁS:

VTV/Ora/JMP