Consumo de semillas contribuye a mantener una vida saludable

Las semillas se caracterizan por ser alimentos clave para complementar las dietas saludables y equilibradas. Son una buena fuente de proteínas, grasas saludables, fibra y minerales como calcio, zinc, cobre y magnesio, entre otros.

La fibra ayuda a la salud digestiva y sus antioxidantes contribuyen a combatir los radicales libres, sustancias dañiñas que son responsables del desarrollo de algunas enfermedades y del envejecimiento prematuro, reseñan medios internacionales.

Uno de los órganos del cuerpo que puede obtener diversos beneficios con el consumo de estos productos es el corazón. La quinoa, amaranto, chía y linaza, son semillas que ayudan a mantener esta parte del cuerpo saludable. Para integrarlas a los alimentos se pueden combinar, por ejemplo, con yogur en el desayuno, añadirlas a los jugos o a las ensaladas.

La quinoa es una de las semillas más completas, pues por sí sola aporta todos los aminoácidos esenciales sin necesidad de combinarla con otro alimento. Según el portal de Salud Mapfre, de España, esta semilla ayuda a controlar los niveles de colesterol gracias a su contenido en fibra y a su aporte de grasas insaturadas, lo que le otorga propiedades cardioprotectoras.

El hecho de que ayude a regular el colesterol, evita que esta grasa se adhiera a las paredes de las arterias, evitando que se presenten problemas de salud relacionados con el corazón, pues impide que estos conductos que transportan la sangre se taponen.

Al igual que muchas otras, la Chía destaca por su contenido en grasas saludables y fibras que ayudan a reducir factores de riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes. Un artículo publicado en el medio digital Business Insider y escrito por Cristina Fernández Esteban, indica que estos productos son especialmente ricos en ácidos grasos linoleico y alfa-linolénico (ALA).

Además, las semillas de lino (Linum usitatissimum) y el aceite que se extrae de estas, son fuentes ricas del llamado ácido alfa linolénico, un ácido graso esencial omega-3 saludable para el corazón, precisa el instituto de investigación Mayo Clinic.

Otros alimentos que ofrecen condiciones favorables para el corazón son, según la Fundación Española del Corazón, las nueces, que también son ricas en ácidos grasos omega-3; el brócoli, que contiene ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K y antioxidantes y el chocolate negro, que ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias y evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos.

VTV/GG/ADN