Consumir alcohol moderadamente puede provocar deterioro cognitivo

El consumo moderado de alcohol eleva los niveles de hierro en el cerebro, lo que provoca deterioro cognitivo y la persona puede llegar a padecer enfermedades como Alzheimer y el Párkinson.

Científicos descubrieron que beber licores se asociaba con marcadores de mayor cantidad de hierro en los ganglios basales y la acumulación de hierro en algunas regiones del cerebro se asoció a una peor función cognitiva.

Se trata de un grupo de regiones cerebrales relacionadas con el control de los movimientos motores, el aprendizaje de procedimientos, el movimiento de los ojos, la cognición y las emociones.

El alcohol puede ocasionar problemas como la psicosis y se experimentan alucinaciones y delirios que llevan a evadirse de la realidad. Esta bebida le puede hacer pensar al que la consume que tiene a personas en su contra, ver, oír y sentir cosas que no existen.

Las personas que consumen este tipo de bebidas de forma moderada, presentan cambios en el comportamiento y trastornos emocionales, ya que la serotonina es un neurotransmisor que regula el estado de ánimo, lo que modifica sus niveles, bajándolos.

Con el tiempo y los excesos, pueden convertirse en un problema más grave que dañe el cerebro e incida en la capacidad de memorizar y en los recuerdos a medio y largo plazo.

VTV/DO/ADN

Fuente: Prensa Latina