Conoce los alimentos que debes evitar si no quieres padecer demencia

La demencia es un problema complejo con múltiples factores de riesgo, como la genética, la edad, la dieta y el estilo de vida. Y aunque todavía no podemos controlar los factores como la edad y la genética, podemos centrarnos en las cosas que sí podemos cambiar, como, por ejemplo, nuestra dieta.

La demencia no es una enfermedad como tal, más bien  es un término general para referirse al deterioro de la memoria y la función cognitiva que a veces se produce a medida que las personas envejecen.

La posibilidad de padecer demencia es un tema que asusta a algunas personas, especialmente si no saben mucho sobre esta condición y sus causas principales.

El peligro de los carbohidratos

La dieta juega un papel más importante en el posible desarrollo de demencia de lo que piensas, ciertos alimentos pueden mejorar la salud del cerebro y otros pueden aumentar el riesgo de deterioro cognitivo.

Según un estudio publicado en The New England Journal of Medicine investigó el riesgo de demencia en personas con y sin diabetes y descubrió que el riesgo aumentaba significativamente con el nivel más alto de glucosa en su sistema.

Así, resulta que los alimentos que más aumentan ese riesgo son los carbohidratos refinados, ya que elevan rápidamente el nivel de glucosa en el cuerpo.

Cuando consumes hidratos de carbono, el cuerpo los transforma en azúcar. Este azúcar llega al torrente sanguíneo, elevando el nivel de glucosa en la sangre.

El cuerpo procesa los carbohidratos a diferentes velocidades, y los más refinados, como el pan blanco y otros sacáridos altamente procesados, elevan los niveles de azúcar en la sangre a un ritmo más rápido.

Esta fluctuación de los niveles de azúcar puede conducir a muchos problemas de salud con el tiempo, incluyendo uno de los principales factores de riesgo de la demencia: la diabetes tipo 2, reseña Sputnik Mundo.

La diabetes ha sido un factor de riesgo para la demencia durante bastante tiempo, pero los nuevos hallazgos sugieren que el exceso de azúcar en tu dieta puede tener un impacto negativo en la salud cerebral, incluso sin diabetes.

¿Cómo reducir el riesgo?

Así que, por desgracia para los amantes del pan blanco, los datos arrojan una luz necesaria sobre la comida con carbohidratos refinados y su papel en el riesgo de desarrollar demencia, lo que podría hacer que te replantees la cantidad de alimentos de este tipo que consumes a diario.

Elegir productos con un índice glucémico más bajo (normalmente alimentos con más fibra, como los productos integrales, las frutas, las verduras y las legumbres) puede ayudar a reducir el riesgo. SC //MT

Fuente: Sputnik Mundo.