¿Cómo bajar la fiebre de forma natural?

La fiebre es un síntoma que aparece como respuesta del cuerpo ante una infección y que, en la mayoría de las ocasiones, va acompañado de dolor de cabeza, falta de apetito y malestar, entre otros.

Hablamos de algunos consejos y remedios naturales con plantas o aceites esenciales que pueden ayudarte a rebajar la temperatura corporal y hacer sentir mejor. ¿Te lo vas a perder?

La fiebre es un síntoma que produce un aumento de la temperatura corporal. Esta subida de temperatura se da, principalmente, como respuesta del cuerpo ante una infección. Es, dicho de otra forma, un esfuerzo del organismo para limpiarse y curarse de una enfermedad.

Es tal el esfuerzo que hace el cuerpo que acelera los procesos corporales, la frecuencia de pulso y el metabolismo, y todo con un único objetivo: elevar las defensas contra la infección y la invasión de gérmenes.

Beber mucha cantidad de líquidos

La hidratación es fundamental para nuestro cuerpo, tanto si tenemos fiebre como si no. En caso de tener fiebre lo es porque contribuye a bajarla. Además, es importante tener en cuenta que tener fiebre puede provocar la pérdida de fluidos y, como consecuencia de ello, la deshidratación. De ahí que los especialistas recomienden beber una gran cantidad de líquido durante este proceso.

Una de la mejores forma de ingerir líquido es mediante la ingesta de infusiones. Por ello, te recomendamos que, cuando tengas fiebre, bebas infusiones de plantas antisépticas y expectorantes que ayudan a bajar la fiebre. Hablamos del saúco, tomillo, salvia, menta, violeta, café o romero. Aunque no solo estas plantas son buenas para bajar la fiebre, la raíz de jengibre, en infusión, también actúa rebajando la fiebre.

Puedes optar por endulzar la infusión a tu gusto con miel o azúcar moreno. Puedes beber, si tienes fiebre, una de estas infusiones tibias tres veces al día.

Si lo prefieres, puedes optar por otras bebidas como el agua de cebada o el zumo natural de limón y de manzana.

Descansar lo suficiente

Beber mucho líquido y descansar son la dos principales recomendaciones que nos hacen los profesionales especialistas cuando tenemos fiebre.

Como hemos comentado previamente, la fiebre es un esfuerzo del organismo para limpiarse y curarse de una enfermedad. Para ayudarle a hacerlo lo antes posible, es importante que descansemos y concentremos todas nuestras energías en recuperarlos de la infección, por lo que durante estos días descartamos por completo la idea de hacer ejercicio físico.

Ducharse con agua tibia

Una ducha o baño con agua tibia no solo nos va a ayudar a relajarnos y descansar mejor, sino también a regular la temperatura corporal. Debemos descartar tantos los baños de agua caliente como los de agua muy fría, los primeros porque pueden subirnos la temperatura del cuerpo, y los segundos, porque pueden enfriar la piel y causar escalofríos.

Por último, mezcla una cucharada de aceite con eucalipto para aplicar sobre la piel. Una loción calmante con dos plantas medicinales como protagonistas que te ayudarán a bajar la fiebre.

Fuente: Refieren medios internacionales

VTV/CC/EMPG