Asesinan en Cali a cantante y activista social Junior Jein

El asesinato del cantante Harold Angulo o Junior Jein, reconocido como “El Cabaio”, en la ciudad de Cali, Colombia se suma a la ola de exterminio contra los activistas y líderes sociales en el país neogranadino, reseñó el portal web de Telesur.

En horas de la madrugada del lunes murió el cantante quien era calificado como uno de los precursores de la salsa chocke y de las voces insignes del Pacífico colombiano.

En anteriores días, Junior Jein cantaba acerca de los asesinatos cometidos en la mencionada ciudad, los cuales calificó de masacres y desapariciones forzadas a manos de las fuerzas represivas del Estado para intentar sofocar la reivindicación social.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), al comunicar la noticia, recordó que Jein era un importante líder cultural oriundo de Buenaventura, pionero en la música y el movimiento urbano del Pacífico, quien residía en Cali donde “trabajaba en solidaridad con las víctimas de la masacre del Llano Verde y dirigía su apoyo a los jóvenes en resistencia durante el Paro Nacional”.

Más de 70 líderes sociales asesinados

Indepaz recuerda que con el joven cantante ya suman 71 los líderes sociales asesinados en lo que va de año en Colombia, cuenta que no contabiliza los muertos en el marco del paro nacional que sacude el país sudamericano desde el 28 de abril.

Por su parte, las autoridades en el Valle del Cauca anunciaron una investigación que permita esclarecer el asesinato del joven artista de 37 años, ocurrido cuando ingresaba a una discoteca local para realizar una presentación.

En ese instante fue atacado por sujetos armados con fusil y una pistola en la cual acabó con su vida; el artista fue trasladado a un centro asistencial cercano, y de acuerdo a la información, falleció producto de los seis impactos de bala que recibió en su cabeza, tórax y una pierna.

La administración municipal de Cali ofreció una recompensa por el equivalente de poco más de 13.000 dólares, por información sobre los autores intelectuales y motivos del ataque, además se suma la recompensa por el equivalente de 53.000 dólares, que ofreció la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán.

/maye