Científicos revelan el Secreto de la “Bisagra” del ala en los Insectos voladores

En un avance científico sin precedentes, un equipo internacional de investigadores ha desentrañado el misterio de cómo funciona la “bisagra” del ala de los insectos, una característica única que ha permitido a estos seres ser los primeros animales en conquistar los cielos. El equipo de investigación, liderado por el Instituto Tecnológico de California (EE. UU.), utilizó tecnología de vanguardia para capturar imágenes en tiempo real del conjunto completo de músculos de control, junto con videografía simultánea en 3D a velocidad ultrarrápida.

Este enfoque innovador permitió a los científicos observar el movimiento de las alas de las moscas de la fruta, mientras volaban en un simulador electrónicos. Cabe acotar que los insectos, se diferencian de otros animales voladores como los pterosaurios, las aves y los murciélagos por la estructura de sus alas, pues poseen una compleja “bisagra” que las conecta con el cuerpo. Esta articulación es un sistema interconectado de cinco elementos, conocidos como escleritos, que interactúan con los músculos para permitir el movimiento de las alas.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista Nature, permitió a los expertos diseñar un modelo de cómo los músculos escleritos controlan el movimiento de las alas. Para ello, se analizaron los datos de más de 72 mil aleteos individuales y se ha utilizado la técnica de aprendizaje automático de inteligencia artificial (IA). Además, se empleó una diminuta mosca robótica para medir sus funciones aerodinámicas.

Los resultados de esta investigación proporcionan un convincente modelo de la “bisagra” basado en la física, así como un conjunto de hipótesis que pueden ponerse a prueba mediante nuevos experimentos. Este descubrimiento abre nuevas vías para la comprensión de la evolución del vuelo y tiene el potencial de inspirar innovaciones en campos tan diversos como la robótica y la aeronáutica. Asimismo, el avance científico arroja luz sobre uno de los misterios más fascinantes de la naturaleza y demuestra una vez más la capacidad de la ciencia para desentrañar los secretos del mundo natural.

Fuente: Agencia Sinc

VTV/A.M/DS/DB/