Científicos nombran características del candidato ideal para un vuelo a Marte

Un vuelo tripulado a Marte ya no parece ser algo enteramente del mundo de la ficción científica, como lo era hace algunas décadas, por lo que es natural preguntarse: ¿cómo sería el candidato ideal para un vuelo al planeta vecino?

En 2011, se realizó en la ciudad de Moscú, Rusia, el experimento Mars-500, en donde seis voluntarios vivieron 520 días en un complejo cerrado y casi que totalmente aislado del mundo externo, la iniciativa tiene tenía como objetivo simular un vuelo tripulado a Marte, se llevaron a cabo más de 100 experimentos distintos.

La simulación se llevó a cabo en la sede del Instituto de Problemas Biomédicos de la Academia de Ciencias de Rusia (IMBP RAN, por sus siglas en ruso), bajo los auspicios de la misma academia y de la agencia espacial rusa Roscosmos.

De tal sentido, los científicos del IMBP RAN resumieron algunos de los resultados de este y otros experimentos con el propósito de elaborar un retrato psicológico de la persona más adecuada para misiones espaciales a largo plazo.

Ser introvertido

En primera instancia, la persona tendrá que adaptarse a la escasez de nueva información que inevitablemente surge en una nave espacial.

Cuanto más largo es el vuelo espacial, más deja el sistema nervioso humano de recibir los variados flujos de información, a los que está acostumbrado en la Tierra, de esta forma todo se vuelve más monótono.

Además, el médico Vadim Gushchin, investigador principal del departamento de psicofisiología del IMBP RAN explicó que la conexión con familiares y amigos se vuelve más débil.

«Por lo tanto, la persona debe ser tolerante con la reducción de la información sensorial y social, la falta de contactos sociales», resaltó el académico.

El director del Departamento de Neuropsicología y Psicopatología de la Universidad Estatal de Moscú, Alexandr Tjostov, manifestó que el candidato perfecto debe ser introvertido; una persona autosuficiente, que no necesite una comunicación constante con otras personas para estar bien.

«Estas son personas que no se aburren solas, personas que siempre encuentran entretenimiento consigo mismas», sostuvo el Especialista.

Ser fácil de llevar

Un aspecto importante del bienestar psicológico de aquellos que participan en largas expediciones es la relación interpersonal de la tripulación.

Tras un largo período de convivencia en un espacio pequeño, cualquier característica del comportamiento de una persona, incluso la más insignificante, puede comenzar a ser causa de incomodidad para el otro.

 Por lo tanto, cuantas menos peculiaridades tenga un individuo, sea ya en la manera de hablar, ser o comportarse, más fácil será para él y para quienes lo rodean en la misión espacial.

Además, para superar el largo vuelo de la Tierra hasta Marte, es muy importante la tolerancia de un individuo a los espacios cerrados y la falta de privacidad. /WIL

/WIL/CP