Científicas españolas identifican bacteria intestinal que reduce nivel de glucosa en la sangre

Científicas españolas identifican bacteria intestinal que reduce nivel de glucosa en la sangre y esta, podría utilizarse como probiótico de nueva generación y como agente bioterapéutico para el tratamiento y prevención de la hiperglucemia y la diabetes tipo 2.
 
En la actualidad, la diabetes afecta alrededor de un 8% de la población general. «Se trata de una enfermedad grave y, de no tomar medidas, pronto afectará al 10%«, vaticina Yolanda Sanz, profesora de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y coordinadora del proyecto que acaba de detectar una nueva bacteria beneficiosa para la diabetes.

No llevar una correcta alimentación o abusar de alimentos ricos en carbohidratos y azúcares está más asociado al sobrepeso y a la obesidad, lo que hace que haya mayor nivel de glucosa en sangre. Para que la glucosa, que es nuestra principal fuente de energía, entre en las células se necesita insulina, que se libera tras la ingesta de comida. No obstante, las personas obesas requieren una mayor secreción de insulina para que la glucosa entre en el interior de las células y se reduzca la glucemia en sangre.
 
A largo plazo la demanda de insulina hace que las células no respondan a la hormona gastrointestinal GLP-1 (responsable de la correcta secreción) y se deteriore la función del páncreas, lo que hace que los niveles de glucosa en sangre permanezcan elevados de forma continuada provocando problemas como la diabetes.     CC/CP
 
Fuente: Sputnik