Canciller Arreaza: Sabotaje eléctrico se inserta dentro de los planes desestabilizadores de EE.UU.

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, ratificó este miércoles que los planes del gobierno de Estados Unidos para desestabilizar el país y el pretendido cambio de gobierno en Venezuela, contemplaba ataques al Sistema Eléctrico Nacional.

Esta tesis fue corroborada por el Gobierno Nacional luego de que se evidenciará el pasado jueves 07 de marzo, un ciberataque contra el sistema de distribución de electricidad en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en la represa de El Guri, estado Bolívar.

A través de su cuenta en la red social Twitter @jaarreaza, el canciller venezolano manifestó según un análisis de las organizaciones financiadas por la “Fundación Nacional para la Democracia” (NED, por sus siglas en inglés) con fondos estadounidenses que estos planes golpistas estaban en marcha desde el año 2010.

Explicó que la organización no gubernamental (ONG) del Centro de Acción y Estrategias No Violentas Aplicadas (CANVAS), la cual está vinculada al diputado de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó realizó un memorándum con fecha de septiembre de 2010 en el que insta a un posible colapso del sector eléctrico el mismos refiere que «tendría el impacto de galvanizar el descontento público de una manera que ningún grupo de la oposición podría esperar generar».

 

Añadió además que dicho memo “también sugiere redireccionar el descontento en contra del presidente Chávez, lo mismo que hoy en día intenta la oposición golpista hacer en contra del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro”.

 

Según se informa, este grupo recibió a Guaidó y a los líderes claves de su partido Voluntad Popular para una serie de sesiones de entrenamiento, convirtiéndolos en una «Generación 2007» determinada a fomentar la resistencia al entonces presidente Hugo Chávez y sabotear sus planes para implementar el «socialismo del siglo XXI» en Venezuela, refirió información publicada en el sitio web de Aporrea.

En la nota de 2010, escrito por Srdja Popovic, de CANVAS declaró: «Una de las claves de la actual debilidad de Chávez es el declive del sector eléctrico». Popovic identificó explícitamente la planta hidroeléctrica Simón Bolívar como un punto de fricción, enfatizando que «los niveles de agua en la represa Guri están cayendo. Y Chávez no ha podido reducir el consumo lo suficiente como para compensar el deterioro de la industria».

Especulando sobre una «grave posibilidad de que un 70 por ciento de la red eléctrica del país pueda apagarse en abril de 2010», el líder de CANVAS declaró que «un grupo de la oposición estaría mejor servido para aprovechar la situación y enfrentarse a Chávez y hacia sus necesidades «, reza el documento.     /CP