Campesinos colombianos están llamados a integrarse a mesa de diálogo entre gobierno y el ELN

El jefe del equipo negociador del Gobierno de Colombia, Otty Patiño y el jefe de la delegación del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán, invitaron a la convención de campesinos de su país a integrarse a las mesas de diálogo, que se desarrollan en la ciudad de Caracas, para alcanzar y generar acuerdos en conjunto que apuesten por la estabilidad económica, social, política y militar de esta nación caribeña.

En declaraciones para Venezolana de Televisión (VTV), Otty Patiño envió sus saludos a la Convención Nacional Campesina, que sesionó este viernes en Colombia y deseó que se obtuvieran importantes resultados en sus mediaciones y conclusiones.

En su alocución, Patiño resaltó que ambas delegaciones están conscientes de que el conflicto armado en lugar de generar una solución a los campesinos produjo mayor pobreza, desigualdad, desplazamientos y más concentración de la tierra.

La Comisión de la Verdad arrojó unos datos muy importantes en su informe final en el que se demuestran los daños ocasionados a los campesinos de Colombia con más de 10 millones hechos victimizantes, lo que representa al menos el 45 por ciento de los actos violentos perpetrados por los grupos armados contra este sector.

Dado que el pueblo campesino representa el 20 por ciento de la población total, “la tragedia humanitaria que está viviendo el campo colombiano es mucho más fuerte”, enfatizó Otti Patiño.

En este sentido, la comisión aplaude la decisión del gobierno colombiano, de adoptar la resolución de la Naciones Unidas donde se considera al campesino como actor político que tiene derechos y merece la protección especial por parte del Estado y de las entidades internacionales.

“La paz nacional no se puede construir sin paz territorial; y esta paz territorial no se podrá construir sin la participación de las mujeres campesinas que son las que aguantan el peso de los daños del conflicto armado sobre las familias de este sector”, dijo en nombre de ambas delegaciones.

 

Patiño reiteró que, el gobierno del país neogranadino, liderado por Gustavo Petro, está comprometido con el cumplimiento de los acuerdos alcanzados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con relación a la sustitución de los cultivos.

Por tal razón, llamó a todas las partes a cumplir con los acuerdos por la estabilidad y paz de Colombia.

Mientras que, Pablo Beltrán compartió sus buenos deseos a los campesinos, al tiempo que expresó que todos, desde su trinchera, tienen una tarea en común, la cual se basa en formular soluciones a los problemas del país vecino, que va más allá de un conflicto armado, también se trata de una situación social, político, económico y social.

“Esperamos que esta convención (campesina) nombre unos delegados representativos que puedan venir porque esta mesa inicia abriendo unos espacios de participación en los cuales queremos y debemos contar con ustedes. Acá los esperamos para que intercambiemos ideas y busquemos juntos los cambios que toda la sociedad colombiana está esperando”, agrego el jefe de la delegación del ELN.

 

Finalmente, Pablo Beltrán consideró que los grandes cambios se materializarán cuando se cambie el modelo neoliberal y depredador que pare desigualdades, por lo que insistió a todos los actores políticos involucrados trabajar juntos y sumar fuerzas para alcanzar los objetivos.

VTV/FB/CP