Cumplir las medidas de bioseguridad es el exhorto que realizan las Brigadas de Movilidad de la parroquia Coche

En las paradas y el transporte público de la parroquia Coche en Caracas, se mantiene la supervisión del cumplimiento de las medidas de bioseguridad: uso del tapabocas, respeto al distanciamiento físico y desinfección antes de ingresar a las unidades, por parte de las Brigadas de Movilidad que buscan contribuir a la contención de la COVID-19 en la capital.

Tras recibir las indicaciones a través del personal capacitado de la Alcaldía de Caracas, los brigadistas fortalecen la labor de control en las paradas que abarcan las diferentes rutas del centro de la ciudad a La Rinconada; en ese sentido, la Brigada de Coche realiza un recorrido diario, durante las jornadas de semanas flexibles, así como las de radicalización, por los puntos ubicados en el Centro Comercial Coche, Metro Mercado y La Rinconada.

Al respecto, la brigadista Lisaices Ramírez, resaltó el trabajo conjunto que, en el caso de La Rinconada, se realiza con personal del Instituto Autónomo de Ferrocarriles, así como la Policía Nacional Bolivariana y Policía de Caracas, para controlar que los usuarios que hacen uso del sistema de transporte masivo hagan uso del tapabocas, guantes y salvoconducto para el acceso en semanas de radicalización.

«La población ya está educada sobre la importancia de cumplir las medidas, porque es un virus que ha tocado a muchas personas, vemos que hay conciencia y son muy pocos los usuarios a quienes hay que hacerles el llamado, pero no cesamos en nuestra labor porque no podemos bajar la guardia», expresó.

Ramírez resaltó los esfuerzos que realizan para el abordaje del sector de transporte público, por tratarse de uno de los espacios de mayor riesgo de contagio, sin dejar a un lado el trabajo de supervisión que garantiza al mismo tiempo la prestación del servicio.

/maye