Bloqueo de más de $7 mil millones líquidos de Venezuela en el exterior impulsado por Juan Guaidó impide comprar vacunas contra la COVID-19 para el pueblo

La vicepresidenta Ejecutiva de la República Delcy Rodríguez, reiteró que Venezuela es víctima de un vil bloqueo de sus recursos en el exterior, por lo que ha emprendido incansablemente acciones para liberar los fondos que ascienden actualmente a más de 7 mil millones de dólares líquidos y todos sus activos y riquezas, que serían destinados para enfrentar los graves impactos de las medidas coercitivas impuestas contra el pueblo y la compra de vacunas contra la COVID-19 a través del mecanismo COVAX.  

La alta funcionaria del Gobierno Bolivariano detalló que desde enero de 2019, la derecha extremista bajo una estructura criminal, cuyo cabecilla es el exdiputado Juan Guaidó, para enriquecerse y financiar acciones conspirativas que incluyen planes de desestabilización, intento frustrado de magnicidio, acciones mercenarias para la invasión de Venezuela como la Operación Gedeón, con un acompañante que era el despojo de los recursos y el patrimonio de Venezuela, ordenados por la Casa Blanca.

Señaló que el Banco Central de Venezuela (BCV) y Petróleos de Venezuela (PDVSA) han sido víctimas de un despojo criminal que ha sido denunciado en diversas oportunidades y que desde marzo de 2020, cuando se registraron los primeros casos de la pandemia por COVID-19 que azota a la humanidad, el Gobierno y las instituciones venezolanas han buscado alternativas para liberar los fondos bloqueados, pero le han sido negados. 

“Es una banda criminal que se decidió a satisfacer el mandato de Washington para robarse los recursos de Venezuela”, enfatizó Rodríguez quien destacó que estas acciones criminales le han causado al pueblo de Venezuela un gran daño en el disfrute de su derecho a la alimentación, a la salud, a la educación, a la vivienda, que sistemáticamente han sido violentados por el ejercicio ilícito de este bloqueo criminal. 

Como parte de la cronología del despojo de recursos y activos del Estado venezolano por parte de la derecha extremista, recordó que en 2019, se congelaron los recursos del BCV en el Citibank, que terminaron siendo desviados al Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Asimismo, inició la apropiación ilegal de empresas de Venezuela en el exterior como Monómeros en Colombia, activos de Venezuela en el Caribe, y la apropiación ilegal de CITGO, como parte del recrudecimiento de las medidas coercitivas y el bloqueo contra Venezuela en estos dos últimos años, principalmente desde que la humanidad enfrenta a la pandemia por COVID-19. 

Denunció que con los recursos de la República robados por Juan Guaidó no se compró ni un  algodón para atender la pandemia. 

En contraposición, recordó que el Gobierno Bolivariano se encuentra en medio de un juicio contra el Banco de Inglaterra por la negativa a entregar los recursos para atender la pandemia.

También Rodríguez, añadió que a través de la Asamblea Nacional se dio la instalación de una mesa técnica donde participan el Gobierno de Venezuela, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Unicef, un representante de la oposición y representantes del mundo académico y científico, para acompañar todas las gestiones para liberar los recursos y atender la necesidad de inmunizar masivamente al pueblo de Venezuela. 

La vicepresidenta Ejecutiva aseguró que Venezuela ha sido uno de los principales promotores del multilateralismo y además está convencida de que la participación en el mecanismo Covax es idóneo para la provisión de las vacunas en el país. 

“Venezuela no está pidiendo limosna”, aclaró la Vicepresidenta Ejecutiva. 

Por último, hizo un llamado al Ministerio Público a investigar a fondo estas acciones criminales de robo, de secuestro de los recursos del pueblo venezolano para atender la pandemia, que son  ejecutadas por la derecha extremista venezolana en medio del bloqueo y la lucha contra la COVID-19.

La vicepresidenta Ejecutiva estuvo acompañada por el canciller de la República, Jorge Arreaza, el procurador General, Reinaldo Muñoz y el presidente del Banco Central de Venezuela, Calixto Ortega.