Conoce el remedio casero con aloe vera para eliminar las arrugas del cuello

Las arrugas, son una parte natural del envejecimiento, son más prominentes en la piel expuesta al sol, como la cara, el cuello, las manos y los antebrazos.

Asimismo, fumar puede acelerar el proceso de envejecimiento normal de la piel, lo que contribuye a la formación de arrugas.

Por tal razón, las personas recurren a productos cosméticos o técnicas quirúrgicas para reducir las arrugas que en ocasiones suelen ser costosas y en algunos casos traen consecuencias adversas.

Asimismo, especialistas dermatólogos, revelaron una mascarilla con aloe vera para eliminarlas y, lo único que hay que hacer es aplicar en el cuello el gel del aloe vera por 20 minutos para finalmente, retirar con agua tibia. No obstante, hay que señalar que hasta cierto punto estas no se pueden evitar.

Asimismo, existen otros consejos para cuidar la piel como, por ejemplo:

  1. Realizar limpieza facial: es necesaria para el cuidado de la piel, ya que con esto se eliminan impurezas del rostro y este proceso se debe realizar en las mañanas y en las noches.
  2. Tener constancia: la única forma de ver resultados es siendo constantes.
  3. Utilizar productos adecuados: hay que saber cuál es el tipo de piel de cada persona.
  4. Llevar una alimentación saludable: Lo ideal es que tenga frutas, verduras, granos integrales, proteínas magras y en donde se aumente la producción de colágeno, pues esta es una de las sustancias más importantes para el cuerpo.
  5. Seguir el orden adecuado de los productos: se inicia con la limpieza, después va el tónico, el contorno de ojos, el sérum, la crema hidratante, la protección solar y, por último, el maquillaje.

Orden en el que aparecen las arrugas según la edad

25 años: arrugas finas frontales y en los pliegues nasales.

30 años: se acentúan las arrugas mencionadas y aparecen nuevas arrugas finas en el parpado inferior y en las sienes (patas de gallo).

35 años: se intensifican las arrugas mencionadas y aparecen las arrugas delante de las orejas.

40 años: aparecen las arrugas cervicales (en el cuello) y se acentúan las anteriores.

45 años: las arrugas del cuello se unen con las de las orejas y se acentúan las arrugas suborbitarias.

Fuente: Medios Internacionales 

VTV/BH/EMPG