Canciller Arreaza denuncia retórica de EE.UU. ante supuesta lucha contra el terrorismo

La administración de Donald Trump acusa a Venezuela de no cooperar en la lucha contra el terrorismo, mientras que Estados Unidos planifica incursiones violentas contra el país, en conjunto con el gobierno de Colombia, denunció este miércoles el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

“Mientras desde Estados Unidos y Colombia planifican y ejecutan una incursión terrorista contra Venezuela, financiada por el narcotráfico, Washington nos acusa de no cooperar en la lucha contra el terrorismo”, expresó el Canciller.

“Vaya cínica paradoja”, agregó Arreaza a través de un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter @jaarreaza, en referencia a una “certificación de países que no cooperan plenamente con los esfuerzos de EE.UU. contra el terrorismo”, declaratoria unilateral e ilegal en la que también incluyen a naciones como Siria y Cuba, señala una nota de la Agencia Venezolana de Noticias.

Más temprano, el Departamento de Estado del país norteamericano “notificó al Congreso que Irán, Corea del Norte, Siria, Venezuela y Cuba estaban certificados bajo la Sección 40A (a) de la Ley de Control de Exportación de Armas como no cooperando completamente» con los esfuerzos antiterroristas, cita la página web del referido departamento dirigido por Mike Pompeo.

Respecto a Venezuela, el gobierno estadounidense aseguró que el presidente Nicolás Maduro continuó en 2019, justifica la nota, “proporcionando entornos permisivos para que los terroristas en la región mantengan su presencia”, a pesar de que los órganos de seguridad del Estado venezolano frustraron el pasado domingo 3 de mayo, una incursión terrorista en las costas de La Guaira organizada desde Colombia con la anuencia del gobierno norteamericano.

La acción terrorista y paramilitar fue articulada por la oficina de Administración y Control de Drogas (DEA) de EE.UU., con operarios del narcotráfico como el jefe de los carteles de la droga en la Guajira colombiana, Elkis López, alias “Doble Rueda”, protegido de la DEA en esa región, de acuerdo a los testimonios de los mercenarios capturados en el litoral venezolano.

En ese contexto de respaldo al narcotráfico por parte de EE.UU., de acuerdo a las denuncias del Ejecutivo venezolano, Washington reincide en la retórica de vincular y acusar al presidente Maduro, con supuestos delitos de asociación con el narcotráfico, así como cooperación con disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La política exterior de Trump volvió a incorporar a Cuba en la lista “como no totalmente cooperante desde 2015”, por lo que recrudeció las medidas coercitivas y restrictivas contra La Habana.