Alcalde Rodulfo Pérez: 28 años después, el “Por Ahora” de Chávez sigue siendo la esperanza del pueblo

Ese célebre “Por Ahora” es hoy día, 28 años después, una frase que se convirtió en la esperanza de un  pueblo que ahora dice ”Comandante para siempre”, así lo expresó el alcalde del municipio Zamora del estado Aragua, Rodulfo Pérez, al recordar aquel 4 de febrero de 1992.

Pérez indicó que “el 4 de febrero es un acontecimiento en la historia de Venezuela de especial importancia, que tiene como su antecedente fundamental el 27 de febrero del año de 1989, cuando el pueblo venezolano manifestó su descontento por la aplicación de las medidas neoliberales que provocaron un estallido social sin precedentes, informó la alcaldía en nota de prensa.

El mandatario local recordó que el “paquetazo” económico desconoció derechos sociales conquistados. Fue implantado por lo que llamó “el sistema político destructor del presidente de derecha, Carlos Andrés Pérez”. Este buscaba disminuir y restringir el acceso a los derechos fundamentales del pueblo y favorecer al gran capital”.

Destacó que a finales de la década de los 80, se manifestó el pueblo venezolano en las calles de las principales ciudades del país, en un espontáneo y gigantesco descontento con las medidas que se estaban tomando y con la inconsistencia del sector político que venía dirigiendo el país. El gobierno adeco y de derecha acabó a sangre y fuego con la rebelión popular. El Caracazo entró a la historia como la mayor violación de Derechos Humanos en la historia del país, por un Estado opresor.

Tres años después, el 4 de febrero de 1992, aquella insurrección militar que encabezó el entonces Teniente Coronel Hugo Chávez fue considerada un alzamiento de la voz del pueblo contra el neoliberalismo y el capitalismo. El pueblo venezolano nunca más volvió a creer en la democracia representativa y rompió con esa clase política que tenían los partidos Acción Democrática y Copei, sus principales exponentes y a la antigua y extinta Fuerza Armada Nacional (FAN) como el brazo militar para defender sus privilegios.

Del mismo modo, Pérez dijo que “a partir de 27 de febrero de 1989 ya en Venezuela se producía el cambio, las manifestaciones fueron cada día más masivas  y de mayor contundencia. El movimiento de trabajadores de las empresas privadas y del Estado se oponían al desconocimiento de los derechos de la clase trabajadora, el pueblo en general, el pueblo humilde, se manifestó con fuerza en las calles en contra de las medidas de liberación de precios y de manos flojas para el sector privado aliado con el gran capital”.

“El 4 de febrero significó el día en el que el pueblo de Venezuela conoció a su líder, a Hugo Chávez, el líder que comprendió las aspiraciones históricas del pueblo y que transformó esas aspiraciones en un programa de lucha y una alternativa política capaz de tomar el poder y de unificar la fuerza de los trabajadores y las trabajadoras, del pueblo humilde de Venezuela, junto con el pueblo en armas”.

La madrugada del 4 de febrero de 1992 el país se levantó en medio de una rebelión de militares, quienes en su intento por dar un frenazo al colapso en el que las clases dominantes habían sumergido al país, revivieron la esperanza maltratada de un pueblo en su lucha por la emancipación y la construcción de una sociedad más justa, concluyó.

/maye