Más de 55 mil venezolanos que escaparon de Colombia y países infectados de Covid-19 han sido atendidos en PASI de fronteras

Más de 55 mil migrantes venezolanos y venezolanas, que escaparon de Colombia, Brasil, Chile y otros países del sur que están altamente infectados del nuevo coronavirus que provoca la enfermedad Covid-19, han sido atendidos en los Puntos de Atención Social Integral de campaña (PASI) instalados en las fronteras como líneas de contención del contagio para la protección de Venezuela en la actual pandemia global.

“En conjunto, con trabajo de gobernadores, gobernadoras y protectores de estados, hemos garantizado la primera línea de contención que trazó la estrategia fundamental ordenada por usted, señor Presidente, y ahora en una segunda línea de contención para evitar que ingresen sin control y donde se le aplican las pruebas de diagnóstico”, informó el A/J Remigio Ceballos, comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB), durante un encuentro dominical con el Jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro Moros, en la Casona Cultural de Caracas.

Ceballos informó que actualmente en estos PASI fronterizos hay decenas de venezolanos que están cumpliendo la respectiva cuarentena. En Zulia 1.448 personas están atendidas en este momento, de más de 5 mil ingresos realizados. En Táchira hay cerca de 8 mil personas en aislamiento, de un total de 34.115 ingresos hasta la fecha.

En Apure, más de 2.800 personas se encuentran transcurriendo su cuarentena de un ingreso migratorio de cerca de 12.700 personas. Este es uno de los estados con fuerte cantidad de venezolanos migrantes que vienen del sur.

En las líneas fronterizas con Brasil, 2.451 migrantes han pasado por los PASI y se encuentran actualmente 907 personas en cuarentena.

El Jefe del CEOFANB dijo que el sistema de atención social al pueblo que está retornando a la Patria, le ofrece alimentación, asistencia sanitaria y médica totalmente gratuito, a quienes han llegado pasando dificultades y sin ningún tipo de ayuda de los gobiernos de derecha que los abandonaron en aquellos países de los que huyeron, incluso caminando.

El presidente Maduro se preguntó qué hubiera pasado en Venezuela de no haberse establecido el cerco epidemiológico en las fronteras, para poder atender con protocolos estrictos y con amor a los migrantes que regresan.

Recordó que en las etapas iniciales de la pandemia, la mediática gringa, los gobiernos de la derecha latinoamericana y el régimen imperial apostaron a culpar anticipadamente a Venezuela del “contagio” en la región, pero la realidad los abofeteó en la cara y se comprueba que la infección de Colombia, Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Bolivia es la amenaza real que sacude ahora mismo al continente.

“Querían que eso sucediera en Venezuela, y ahora quieren contaminar a Venezuela desde Colombia. Por eso les digo, compatriotas, no acepten en su familia a quienes lleguen de esos países y pagaron para pasar por las trochas. No lo acepten en sus casas”, solicitó a las familias, a quienes pidió llamar a las autoridades para atender estos casos de irresponsabilidad que ingresaron al país por medios clandestinos. /XN

[vdgk_video_sticky videotype=»youtube» src=»https://www.youtube.com/watch?v=IBSID5fd-Es» height=»418″ width=»742″]