Caracas, 15 de enero de 2014.- La periodista y fotógrafa australiana, Tamara Pearson, fue amenazada con un arma por activistas de la oposición mientras que cubría las protestas estudiantiles en la ciudad de Mérida el 11 de febrero.

"Yo estaba tomando fotos de la protesta de la oposición ya que sentí que ese tipo de cosas eran importantes para el buen periodismo. Estas personas de la oposición - que no representan a toda la oposición - estaban obligando a la gente a bajarse de los autobuses a punta de pistola, y tirando piedras a los coches y motos que conducían por la avenida Las Américas", expresó.

"Más tarde me vieron con una cámara y tres de ellos se acercaron y pusieron sus pistolas a mí cabeza. Me tiraron al suelo, rompieron mi bolsa, y trataron de quitarme mi cámara. Eran muy violentos y seguían repitiendo: Te vamos a matar si no nos das tu cámara", relató la periodista.

Pearson comentó que ella no ha sido la única periodista atacada. Durante los últimos días las oficinas de VTV han sido asediadas mientras que un periodista de Radio Mundial fue agredido en Mérida y un fotógrafo recibió un tiro en la pierna.

Aunque gran parte de los medios de comunicación ha retratado las recientes protestas estudiantiles como pacíficas, Pearson dijo que su experiencia demuestra lo contrario.

Los manifestantes afirman estar en contra de la violencia y de la libertad de expresión, pero sus acciones demuestran claramente que no lo son.

Pearson ha estado reportando de Venezuela desde 2007 como periodista para el sitio web de noticias independiente VenezuelaAnalysis.com y la publicación australiana Green Left Weekly. También es miembro de la Red de Solidaridad Australia - Venezuela (AVSN).

Federico Fuentes, vocero de la AVSN quien encabezó una delegación a Venezuela en diciembre del año pasado para supervisar las elecciones municipales, dijo: "Los medios de comunicación internacional continuamente han proporcionado informaciones sesgadas sobre los acontecimientos en Venezuela, constantemente afirmando que manifestantes pacíficos están siendo reprimidos por el Gobierno".

"Esta misma táctica fue utilizada durante el fallido golpe de Estado de abril 2002 contra el gobierno de Chávez, con la difusión de falsas acusaciones donde los partidarios del gobierno eran los culpables de la violencia", subrayó.

"Es hora de que los medios de comunicación empiecen a informar la verdad sobre Venezuela", reiteró Fuentes.

Fuentes añadió: "El Gobierno de Australia debe condenar la violencia de la oposición venezolana que se ha producido en las últimas semanas, que casi acabaron con la vida de un periodista australiano". JAR