Caracas, 1 de febrero de 2014.- Este sábado, fueron confiscados en la ciudad de Capacho, en el estado Táchira, un total de 50 toneladas de alimentos, 30 toneladas de azúcar y otras cantidades de rubros tales como aceite y margarina.

Los alimentos fueron hallados tras una jornada "tipo comando", emprendida por fiscales del Ministerio Público y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Durante la inspección, reseñó una nota de prensa de la gobernación del estado Táchira, se detectó el delito de especulación y acaparamiento, por lo que la empresa recibirá sanciones administrativas y acciones penales.

"No tenían libros contables, presentaron facturas falsas respecto al material existente allí y no supieron explicar cómo tenían allí alimentos como arroz, azúcar, aceite y otros rubros acaparados", indicó Cabello.

En la jornada, el también vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela mencionó que los alimentos encontrados "estaban listos para ser trasladados por contrabando a Colombia" y calificó como inexplicable que un producto que carece de los permisos requeridos para su traslado, sea transportado desde Portuguesa hasta la frontera con ese país.

"Por eso es que nuestro presidente Maduro aplica la mano dura al contrabando", señaló Cabello, de acuerdo con la nota informativa.

Informó además que el Ministerio Público determinó una sanción de 40 mil unidades tributarias, la confiscación de toda la mercancía y también, se prevé la aplicacón de una pena de cárcel que oscila entre 10 y 14 años.

Expresó que no se ha determinado la cantidad de personas involucradas y mencionó que sólo llegaron las personas encargadas de abrir y cerrar la distribuidora de alimentos.

Cabello recordó que el pueblo cuenta con la línea telefónica 0800-TACHIRA (0800-8224472), para denunciar a los acaparadores y personas que practiquen el contrabando.