Caracas, 3 de julio de 2013 (VTV).- La nueva película “Azú” de Luis Alberto Lamata y producida por la Fundación Villa del Cine llega a la pantalla, una historia que relata la lucha de los afrodescendientes por su dignidad y emancipación.

El filme, ambientado en 1780, destaca  la actuación de su elenco principal, conformado por  15 actores, personal de fotografía, musicalización y guión. Además cuenta con más de 70 artesanos, carpinteros, restauradores, electricistas, realizadores de escenografía, ambientadores y utileros, quienes trabajaron por nueve semanas de intenso rodaje para concretar la historia de Azú.

"Estamos muy contentos luego de casi dos años de arduo trabajo, es una satisfacción tremenda tener la película en la pantalla", indica Orlando Rosales, director de producción de esta cinta.

Señala que es necesaria una gran inversión para la realización del trabajo cinematográfico. "Una película venezolana promedio cuesta en producción entre siete y nueve millones de bolívares. En una película histórica, siempre la inversión es mayor, por la confección del vestuario, la fabricación de armas facsímiles y la restauración de la locación".

Define como un gran reto la recreación de uno de los más oscuros episodios de la historia venezolana, por parte de un numeroso y multidisciplinario equipo de trabajo, que participa en las fases de preproducción y producción. FIN / AT. Con información de RNV