El vicepresidente Ejecutivo de la República, Jorge Arreaza, y la ministra para la Salud, Isabel Iturria, efectuaron una inspección por el Hospital Central José María Vargas de San Cristóbal, en el estado Táchira, como parte del Gobierno de Calle del presidente Nicolás Maduro.

Las autoridades efectuaron un recorrido por el centro de salud para evaluar el moderno equipamiento adquirido por el Estado, así como las deficiencias a resolver. Posteriormente, participaron en una asamblea con trabajadores, pacientes y comunidad a fin de precisar las necesidades del lugar.

Este centro asistencial fue intervenido en 2011 por el Ministerio de Salud, por decisión del comandante Hugo Chávez, ante denuncias de su deterioro, deudas laborales y déficit de insumos médicos cuando estaba en manos del entonces gobernador, César Pérez Vivas (militante de Copei).

Arreaza destacó que observaron durante la inspección cambios positivos desde entonces. "Muchas cosas han mejorado", afirmó.

En esa transformación destacan los novedosos equipos con los que ahora cuenta el hospital universitario, construido hace 55 años, y que exigieron una inversión de más de cuarenta millones de bolívares, indicó Iturria.