La Federación Rusa conmemora este jueves nueve de mayo el 68° aniversario de la Gran Victoria de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS.) sobre el fascismo representado por la Alemania nazi, una celebración que comenzó en horas de la mañana con el tradicional desfile militar en la Plaza Roja de Moscú.

En este fecha se celebran los hechos acontecidos hace 68 años, en el curso de la batalla de Berlín, cuando los combatientes soviéticos levantaron su bandera sobre el edificio del Reichstag, donde funcionaba la sede del parlamento de la República de Weimar, durante la primera mitad del siglo XX.

El 8 de mayo de 1945 a las 22:43 (hora central europea) el III Reich firmó su capitulación ante representantes de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y la URSS. Sin embargo, por la diferencia horaria, en territorio soviético ya era 9 de mayo.

El primer desfile militar, con motivo de la llamada Gran Victoria, tuvo lugar en 1945, un mes y medio después de la firma de la capitulación de la Alemania nazi. Luego se repitió en respectivos aniversarios en los años de 1965, 1975, 1985 y 1990.

Aunque después de la desintegración de la Unión Soviética (1991) se suspendió la realización del desfile por la Plaza Roja, durante casi dos décadas, en 2010 se recuperó la tradición que se divide en tres partes: una marcha de las tropas a pie, el desfile de armamento pesado y vuelo en formación de vehículos de la Fuerza Aérea rusa.

La celebración de este año, al igual que en 1945, comenzó con el desfile de los tamborileros de la Escuela Militar de Música de Moscú, en homenaje a los músicos cumplían la tarea de la custodia y defensa de las instalaciones militares durante la llamada la Gran Guerra Patria.

Tras los músicos, desfilan las unidades formadas por estudiantes de diversos colegios y escuelas militares del país, las unidades de infantería, un regimiento mixto de las Fuerzas Aéreas, otro de la Marina de Guerra y uno más de las tropas coheteriles estratégicas, que controlan la mayor parte de las armas nucleares del país.

En la tropas actividad también participan de defensa cósmica y fuerzas de protección antinuclear, química y antibiológica; que completan la marcha de unos 11 mil efectivos de distintas formaciones del Ejército, acompañados por una banda militar de al menos 800 músicos.

Tras culminar el desfile humano, el Ejército ruso mostró toda su maquinaria de combate, que incluye vehículos blindados de todo tipo, tanques T-90, sistemas de artillería autopropulsada MSTA-S, complejos antiaéreos de cañón Pántsir-S1, complejos autopropulsados de defensa antiaérea BUK-M2, sistemas móviles de misiles S-400 Triumf, Tópol-M e Iskander-M.

Por último, se realizó el sobrevuelo de 68 aeronaves, incluidos varios tipos de helicópteros; aviones de transporte como el AN-124 'Ruslán' -el avión militar y de transporte más grande del mundo-, aviones de caza tácticos ligeros, aviones interceptores tácticos pesados, caza bombarderos SU-34, aviones portacohetes supersónicos TU-22M3 y bombarderos turbohélice portacohetes estratégicos TU-95.

Una vez finalizado el desfile militar, se llevaran a cabo otras dos ceremonias. A las 15:00 GMT se guarda un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la Gran Guerra Patria, que según los historiadores fueron unos 27 millones de soviéticos, entre militares y civiles. Finalmente, a las 18:00 GMT tendrá lugar una demostración festiva de fuegos artificiales, en 14 puntos de la ciudad capital.