El coordinador de asuntos electorales de la llamada Mesa de la Unidad, Félix Arroyo, le aclaró al propio secretario de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, que el sistema Bios del CNE, del que denunció que un miembro del Comando Hugo Chávez “conocía el código y lo utilizó”, no interviene en el proceso electoral.

“No hay ni siquiera el menor riesgo de que se altere ninguno de los procesos del sistema electoral, ni en el escrutinio, ni en el secreto del voto, ni en el contaje de los votos, absolutamente en nada”, aseguró en un programa de televisión del canal privado Globovisión.

Sin embargo, la prensa opositora no dudó, en sus primeras planas, acusar al Poder Electoral defraude.

Titularon “Oposición denuncia que el PSUV tiene clave de seguridad del CNE” (El Nacional), “PSUV tendría claves para sabotear máquinas electorales” (La Verdad),  “La oposición denuncia que el chavismo tiene acceso a máquinas de votación” (El país -España).

“Este Bios es un programa muy limitado, pero muy limitado. Esto lo que único que va a hacer es decir, arranca el disco dura, arranca el pen drive, él no tiene la capacidad de cambiar ningún programa de nada”.