Caía la noche sobre la populosa barriada de Petare, este domingo, cuando las calles de la zona 10 del sector José Félix Ribas se inundaron de pueblo.

Nicolás Maduro, el presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, saludaba a los habitantes del sector, mientras salía de la conocida localidad ubicada en el este de Caracas, tras participar en un encuentro con movimientos populares juveniles.

La frase repetida por Maduro en varias ocasiones se sintió en Petare con canciones, consignas, peticiones y sugerencias de la gente: «El huracán bolivariano de Chávez está en las calles».

Por todos lados íconos emblemáticos recordaban y rendían tributo al líder supremo de la Revolución, el mismo que sin duda, con sobradas razones, quiso que fuera Nicolás Maduro quien asumiera el compromiso con el pueblo de Bolívar para continuar con el proceso que desde hace 14 años dignifica a los pobres.

Hombres y mujeres desde balcones, ventanas, aceras y callejones petareños coreaban consignas en respaldo al presidente encargado Nicolás Maduro y en homenaje al comandante eterno de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

Compromiso, juramento, lealtad a la memoria del comandante supremo y apoyo absoluto al hombre que está en la calle, con la gente, trabajando codo a codo para mantener el legado del líder de la Revolución. «¡Chávez vive, la lucha sigue!».

Por José Manuel Blanco Díaz