Un nutrido equipo de arquitectos trabajó día y noche en la construcción de la Flor de los Cuatro Elementos, diseño que decora el sarcófago que guarda los restos inmortales del presidente Hugo Chávez en el Cuartel de la Montaña.

Así lo manifestó el arquitecto Fruto Vivas entrevistado en el programa Toda Venezuela que transmite Venezolana de Televisión, donde contó que fue el creador en tiempo récord de la Capilla de la Esperanza en el Hospital Militar, durante la estadía del Comandante Hugo Chávez en este centro médico.

Vivas comentó que tras el fallecimiento del líder revolucionario le solicitaron su servicio y que en primer lugar el monumento debía estar en tres días, pero luego de la extensión a 7 días de la Capilla Ardiente, se pudo construir con un equipo que calificó de extraordinario.

"Yo propuse que Chávez debía estar sobre una flor y un espejo de agua, los cuales se aprobaron. Lo más lindo de ese diseño fue el volumen de gente que trabajó sin dormir”, aseguró.

Reveló que fue el clima tropical que caracteriza al país, lo que lo inspiró a proponer una flor para la decoración fúnebre. “Fue una experiencia hermosísima la construcción de la Flor de los Cuatro Elementos”, añadió.

El profesional se sumó al duelo por la pérdida de Chávez y destacó su voluntad política de mejorar la vida de todos los venezolanos.

"Aquí nadie había soñado en que el pueblo se pudiera organizar en comunas, estructuras populares funcionando y que tienen responsabilidad directa en nuestra formación. Eso es lo más grande de Hugo Chávez darle el poder al pueblo, eso es lo que nosotros admiramos", expresó, al recordar que nunca antes un Presidente intentó tener una posición antiimperialista.

"Nunca antes un Presidente de Venezuela había intentado la posibilidad de hacer el papel de (Simón) Bolívar lo que (José) Martí soñó", manifestó.