El Banco de Sangre del Hospital Luis Razetti en Barinas fue repotenciado con la dotación de nuevos equipos, que permitirán optimizar las demandas de hemocomponentes en el centro asistencial.

En una nota informativa emanada del Ministerio para la Salud, la coordinadora regional de Bancos de Sangre, Rosalía Torres, precisó que la dotación comprende cuatro centrífugas de aglutinación, una centrífuga de refrigeración, un sellador de segmentos de bolsas, un descongelador de plasma y una lámpara de lectura.

A propósito, destacó la necesidad de incrementar el número de donantes voluntarios de sangre. "Cada día, asisten a nuestro Banco de Sangre entre 50 y 70 personas para hacer el aporte, pero la mayor parte de ellos se movilizan a reposición, es decir, que tienen algún familiar hospitalizado y donan para ese familiar", explicó la especialista.

Las estadísticas dicen que 20% de la población puede necesitar sangre en cualquier momento. Si los venezolanos donaran sangre una vez al año, ninguna persona se vería en dificultades al momento de requerir una transfusión. Con 500 cc (medio litro) pueden salvarse al menos tres vidas y si el donativo va dirigido a un hospital de niños, el número puede ser mayor.

La garantía de disponibilidad del recurso amerita entre 40 y 50 donaciones anuales por cada 100 mil habitantes y en Venezuela ese número no llegan a 16 en la actualidad.

Donar sangre no engorda, no baja las defensas ni da anemia. Tales creencias han sido desmentidas con evidencias por estudios científicos.