William Dávila, diputado de Acción Democrática (AD), afirmó que los tres años del Gobierno de Rómulo Gallegos (1945-1948), surgido tras el golpe de Estado contra Isaías Medina Angarita el 18 de octubre de 1945, permitieron “sembrar” en el corazón de los venezolanos el ideal democrático para la resistencia contra los 10 años de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y lograr su derrocamiento el 23 de enero de 1958.

Precisamente, a propósito de los 55 años del esa fecha histórica, el parlamentario opositor fue entrevistado en el programa Cara a Cara, que conduce el periodista Ronald Muñoz en VTV, donde Dávila consideró que el derrocamiento de la dictadura en 1958 fue una “síntesis creativa” que se vino sucediendo desde 1948, con el golpe que derrocó a Gallegos, 10 años durante los cuales sentenció que AD había sido “fundamental”.

“Y digo creativa porque fue un acumulado de esfuerzos, de una resistencia que se organizó, dentro de la cual Acción Democrática jugó papel fundamental. No fue el único, obviamente, hubo otros partidos como el Partido Comunista de Venezuela (PCV), gente de otros partidos, Copei,  fuerzas sindicales, etc…”.

“Lo que quiero decirte es que AD sufrió la dictadura (de Pérez Jiménez)”, dijo el diputado, al mencionar los nombres de los dirigentes adecos, entre ellos el asesinado Leonardo Ruiz Pineda, quienes lucharon a partir de 1948, cuando se produce el derrocamiento de Gallegos por parte de los mismos militares que en conjunto con AD derrocaron a Medina Angarita, tres años antes.

“No olvides que, cuando se dio ese golpe militar y civil en 1945, el 18 de octubre, que fue una revolución democrática, se echaron las bases de la formación y funcionalidad del Poder Público en Venezuela”, afirmó el parlamentario.

“Ya no necesitaba ser andino ni militar para ser presidente de la República, ese fue el gran logro…”, dijo Dávila, agregando, luego, otros hechos que consideró frutos de aquel golpe, como la implantación del voto popular, el voto de las mujeres y la Asamblea Constituyente.

“Ése es el primer ejemplo de la instauración de una república democrática en Venezuela”, aseveró sobre los 3 años del gobierno del escritor Rómulo Gallegos.

“Meses después viene otro golpe de Estado (1948), de Chalbaud y otros militares, entre los cuales está Pérez Jiménez, y se instala un régimen militarista y militar en Venezuela, y contra eso se luchó”, recordó, sin mencionar que estos mismos protagonistas estaban también en el golpe de AD, tres años antes.

Los principios antiimperialistas de AD:

Cuando el periodista Muñoz les preguntó si AD perdió el perfil de partido de izquierda que en el pasado siempre defendió como bandera, Dávila dijo tácitamente que NO, al agregar:

“Y es más, Ruiz Pineda define a AD como un partido de izquierda, republicano, revolucionario, antiimperialista, antifeudalista, influido, pués, por la democracia republicana, etc… “. Luego, aseveró que “ésos son nuestros valores y principios. Nosotros no los hemos cambiado”.

AD de 1945 Vs. AD en 2013:

A continuación, se produjo un interesante intercambio entre entrevistador y entrevistado que se transcribe a continuación:

-¿El partido AD, en la actualidad, tiene relación con ese AD de 1945, con esa visión de izquierda?, preguntó el periodista Muñoz.

-¡Pero mira., Ronald, fíjate tú….!, contestó Dávila. “AD tiene 22 años fuera del poder, más de veintipico de años sin candidato presidencial. Nosotros estamos luchando y hay hoy una camada de líderes jóvenes imbuidos en estos valores”, agregó.

Prosiguió Dávila: “AD es un partido revolucionario. AD no es simple coyuntura electoral….es el producro de desarrollo de proyectos políticos….AD es historia viva y por eso estamos allí, independientemente de los reveses electorales”.

-¿Se puede decir que sea una vergüenza para los fundadores de esa AD de izquierda, que hoy el partido apoye a candidatos de derecha, como Henrique Capriles Radonski?, planteó el entrevistador.

-Me gusta que al menos digas que Rómulo Betancourt es de izquierda…,-expresó el diputado.

-Lo fue y creo que después hubo una gran contradicción y dio un giro de 180 grados de su planteamiento político, consideró Muñoz.

-Creo que es una gran discusión y muy importante que se tiene que dar…-respondió Dávila. "No te olvides que se echaron las bases de una democracia que se ha querido estigmatizar, porque era una democracia representativa", consideró.

Sobre este mismo tema, Ronald Muñoz insistió a Dávila si considera que Capriles Radonski sea la persona en la oposición que está en capacidad de acusar a algunos partidos de no colaborar con la unidad en la llamada Mesa de la Unidad (MUD).

-Él es gobernador del estado Miranda y tiene que dedicarse a la gobernación. Nosotros estamos luchando por la unidad y fortalecer la unidad en este país, respondió el diputado.

Condena la represión, pero la justifica:

Y prosiguió Dávila: “Yo soy uno de los que cree que tú puedes conseguir la igualdad sin sacrificar la justicia social. Y tú puede lograr la igualdad, o mejor dicho la justicia social por la vía de la libertad. Es decir, son valores que están insertos en la doctrina del partido”.

Dávila dijo que Rómulo Betancourt “estuvo muy claro en el 58, habida cuenta de las experiencias de 1945 y 1948, sobre la necesidad de construir realmente una república democrática que permitiera la libre discusión de una serie de aspectos, en el momento que había una Guerra Fría (en el mundo) y cuando la extrema izquierda y extrema derecha combatían a la presidencia de Betancourt. Hasta un magnicidio le hicieron”.

-Y se reprimía al pueblo también...., le recordó el periodista.

-No. Fíjate, no te olvides que hubo una situación de hecho que se presentó…, respondió Dávila, explicando que aún cuando él era joven, conocía la realidad de lo que ocurría en esa época.

-Si bien es cierto que yo condeno la represión…., afirmó.

-...la represión de su partido, cuando era gobierno…, le advirtió el periodista.

-No era del partido….., juró el diputado. “Hubo represión que se canalizó porque se presentó una situación de hecho…hubo lucha armada…”, justificó.

El conductor de Cara a Cara le recordó la historia en la que, tras la caída de Pérez Jiménez, AD negocia con otros partidos para establecer gobierno reprimiendo a los militantes del PCV, organización política que había luchado contra la dictadura pero en la democracia representativa fueron echados de lado.

-Te vuelvo a insistir: hubo una lucha armada…, reiteró Dávila, sin mencionar las causas de ese hecho.

Pero sí expresó su opinión sobre las divisiones que sufrió AD en el transcurso de los primeros años de la Democracia Representativa, por parte de sus propios militantes que protestaban contra el partido por sus políticas.

-Yo soy uno de los que piensan que si muchos jóvenes no se hubieran ido al MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), no hubieran abrazado la lucha armada y se hubieran quedado dentro del partido (AD), de repente otra historia se hubiera establecido en Venezuela”, dijo sobre la represión registrada en esa época.

-Yo no estoy perdonando la agresión que hubo, la represión….expresó, en forma entrecortada, para luego referirse a un ejemplo concreto: “Es más, acaba de aparecer, hace unos días, la osamenta de Noel Ramírez (en realidad Noel Rodríguez). No fue muerto en aquella época, sino en 1973, era militante de Bandera Roja”, explicó.

-Es decir, esos hechos yo los condeno, y tiene que aplicarse….”, dijo Dávila, cuando fue interrumpido por el periodista.

-¿Asumen la responsabilidad como partido?.

-AD, como partido histórico, estaba defendiendo y sigue defendiendo la democracia y la libertad, pero hubo una lucha armada,- insistió Dávila.

-¡Y el 27 de febrero de  1989, con esa masacre contra el pueblo…!,- le recordó Muñoz.

-Me estás hablando del 27 de febrero, que se presentó un Caracazo, se presentó una situación realmente lamentable, en una agresión de factores militares…,- respondió el diputado opositor, quitando toda responsabilidad al Gobierno de Carlos Andrés Pérez, dirigente del partido AD.

-Nosotros asumimos nuestras posiciones en ese momento-, prosiguió el diputado, sin decir cuáles fueron.

"Y muchas personas están siendo juzgadas…"-, argumentó Dávila, evitando mencionar que ese proceso judicial se inició con el Gobierno Bolivariano, por cuanto los casos habían sido cerrados en el siglo pasado.

"Pero también hubo una situación irregular el 4F (4 de febrero) y el 27 de noviembre (de 1992), ¡tú lo sabes…!"-, comentó Dávila, introduciendo el tema de las rebeliones militares que surgieron como reacción a aquella matanza ordenada por Carlos Andrés Pérez, y que ocurrieron tres años después, por lo cual no están vinculadas a las causas de la explosión social que ocurrió en 1989 y que fue reprimida brutalmente a sangre y fuego por ese gobierno.

-Lo importante es que la lucha del 23 de Enero (1958) dio pie a la lucha de una democracia…,- dijo luego, desviando el tema sobre la represión durante  la Democracia Representativa.

"Con tres años de democracia del 45 al 48 fue más que suficiente para que en el alma  popular se enraizara la idea un proyecto democrático…, dijo Dávila, sentenciando que “AD fue la gran vanguardia para reconquistar la libertad”.

Este 23 de enero, más que la celebración numérica que pueda existir, es la celebración de un pueblo que quiere y ama la democracia”, concluyó el diputado.