El embajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos ( (OEA), Guillermo Cochez, fue destituido hoy tras la polémica por su intervención –este miércoles- en el Consejo Permanente de ese foro al referirse sobre la situación política de Venezuela. “Me acaban de destituir”, dijo al diario panameño La Prensa.

Más temprano, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, declaró que no comparte la opinión que emitió ayer, miércoles, el embajador de Panamá ante el OEA sobre la situación política de Venezuela. Martinelli enfatizó que esas son opiniones personales de Cochez y recordó que ayer la Cancillería ya emitió un comunicado sobre este tema.

"Le damos las gracias al Presidente Martinelli de parte del Presidente Hugo Chávez, del pueblo de Venezuela. La justicia tarda, pero llega. Queremos tener las mejores relaciones con las naciones del mundo", respondió el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro.

El embajador de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos  (OEA), Roy Chaderton, manifestó este jueves que el diplomático panameño, Guillermo Cochez,  demuestra miseria humana por los pronunciamientos que ha tenido en contra de la soberanía de Venezuela y sobre la legitimidad del Presidente, Hugo Chávez.

En su participación vía telefónica en el segmento Dando y Dando de Toda Venezuela, programa que transmite Venezolana de Televisión, el diplomático venezolano aseveró que el miércoles, en la sesión de la OEA, se hizo justicia.

Chaderton enfatizó que durante tres años aguantaron acusaciones e intervenciones persistentes y recurrentes del embajador panameño, asegurando que mantenían mucha paciencia por razones políticas y diplomáticas.

Cochez, durante la sesión ordinaria de la OEA, cuestionó la democracia venezolana y a sus Poderes Públicos.