El embajador venezolano ante la Organización de Estados Americanos, Roy Chaderton Matos, respondió a las agresiones proferidas por el representante de Panamá ante esa instancia internacional, quien se entrometió en los asuntos internos de Venezuela al exigir que se diera más información sobre el estado de salud del presidente Chávez, al tiempo que realizó absurdos señalamientos sobre la democracia bolivariana.

Declaró Chaderton Matos que "el embajador de Panamá en la OEA (Guillermo Cochez) mantiene contactos conspirativos con fascistas venezolanos", y de allí sus constantes agresiones contra Venezuela y su gobierno legítimo.

En vista de semejantes agresiones, el embajador Chaderton Matos declaró que ante “la intromisión en los asuntos internos de la democracia venezolana, nuestra respuesta moderada y respetuosa solo ha servido para estimular una capacidad de comprensión con notables limitaciones”.

Expresó que Venezuela está sometida a una “alocada, persistente y patológica cadena de intromisiones en los asuntos internos de la democracia bolivariana”.

En un tono moderado y de altura diplomática, Chaderton Matos increpó al embajador de Panamá, y expresó que no creía que esas declaraciones cumplieran con el beneplácito del gobierno panameño: “Me niego a admitir que sus recurrentes acciones contra mi país y mi gobierno, así como sus comentarios venenosos y miserables sobre la salud del presidente Chávez, a quien por cierto usted desea la muerte, los haya hecho cumpliendo instrucciones de su gobierno”.

Ya por último, se refirió directamente al diplomático panameño: “señor embajador de Panamá, usted no es un caballero, ni un político, usted es un patán y lo peor es que nadie se atrevió a decírselo. Usted es un muy mal pintor”, sentenció Roy Chaderton.