La narrativa venezolana toma cuerpo a través del arte de las tablas con la presentación de la obra Cajita de Arrayanes, original de Luteccia Adam, evento organizado por el Gobierno Bolivariano, mediante el Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

La cita es para los días viernes 21 y sábado 22 de diciembre de 2012, en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, ambas funciones a las 6:00 de la tarde. Entrada general Bs.20, a la venta en las taquillas del teatro.

Inspirada en la vida y obra del poeta Aquiles Nazoa, cuenta la historia de una Colonia de Ratones que es afectada por la adversidad de una tormenta, en medio del caos generado por la destrucción de la comunidad, el único que logra llevar ánimo, optimismo y esperanza a los compañeros y compañeras es el Ratón Poeta, el Ratón Aquiles, a quien ellos venían reprochando por no trabajar la tierra como lo hacia el resto de los ratones.

De esa manera sencilla el Ratón les enseña que la poesía también puede ser útil para sobrellevar la adversidad y descubrir la solidaridad necesaria. Es allí donde surge Cajita de Arrayanes, que es también una hermosa figura poética que representa la posibilidad del renacer para justamente crecer en colectivo; puesta en escena que se enriquece con sonoridades de inconfundible acento venezolano, como valses, merengues, joropos, romanzas, serenatas y arrullos.

Esta mágica fábula llena de color presenta un segundo atractivo: música en vivo, original de Alecia Castillo, donde los protagonistas son instrumentos de cuerda y percusión, complementados por un coro, que junto al decorado logran la “reivindicación del quehacer poético como oficio. La obra defiende la dignidad del trabajo intelectual y creativo, del oficio de soñar y ser poeta. Es una tarea que corresponde con la necesidad del alimento espiritual”, así lo señaló su director, Armando Carías.

La parte visual será estimulada por una escenografía, vestuario y utilería complemente remodelada por el Centro Nacional de Teatro, para otorgarle vistosidad a la puesta en escena, trabajo que se realizó tomando como base los diseños originales, utilizados por más de dos décadas, juego de imágenes que se enriquece con un excelente diseño de iluminación.

La autora de esta obra, Lutecia Adam, oriunda de Irapa, estado Sucre, logra con sus líneas alcanzar el Premio Teatro Infantil Nacional TIN (1988) a Mejor Dramaturgia, exaltando la creación el Premio Municipal de Teatro por mejor vestuario en 1988, logro que vale la pena resaltar porque generalmente se entrega al teatro de adultos.

Finalmente, Carías comentó que el mensaje de Cajita de Arrayanes es un “mensaje universal que en época de navidad cobra aun mayor vigencia porque es el mensaje de la solidaridad, amor y unión”.

Esta producción se logra gracias al trabajo conjunto de la Compañía Nacional de Teatro, la Fundación Teatro Teresa Carreño y el Instituto de las Artes Escénicas y Musicales, en coproducción con el Grupo El Chichón, quienes han puesto el elenco a disposición junto a cantantes y bailarines que audicionaron para la obra.

El Gobierno Bolivariano a través de sus instituciones culturales fortalece el trabajo de apoyar el desarrollo constante de sus creadores, creadoras y artistas para el enriquecimiento del patrimonio cultural y el disfrute del mismo por el poder popular.