El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Universitarios de Venezuela (Fenastrauv), Orlando Zambrano, indicó que este miércoles continuaron las negociaciones entre los trabajadores universitarios para definir las cláusulas del contrato colectivo único 2012-2014.

"Hemos venido realizando algunas reuniones, aunque no han tenido el resultado efectivo que queremos porque hay asociaciones que han tratado de dilatar el proceso, por lo que no hemos podido concretar el proyecto único", añadió.

Por primera en la historia, profesores, empleados y obreros de las universidades del país se sientan en una misma mesa de negociación para discutir las cláusulas del contrato colectivo único, que regirá por los próximos dos años en el sector.

En las discusiones participan los sindicatos y las federaciones que agrupan a los profesores, empleados y obreros, así como representaciones de las autoridades rectorales y de las carteras ministeriales de la Educación Universitaria y del Trabajo.

Para llegar a un acuerdo sobre la convención colectiva única, se han establecido mesas de negociaciones en las que cada una de las partes involucradas hará sus planteamientos y propuestas sobre los beneficios socio-económicos (bono de alimentación, vacacional, fin de año, primas por antigüedad, hijo, hogar, así como HCM y escalas salariales).

Las negociaciones podrían extenderse por dos semanas; sin embargo, una vez que se llegue a un acuerdo, la propuesta final del contrato colectivo se remitirá al Ministerio de Planificación y Finanzas para que se transfieran los recursos y entre en vigencia dicha convención.

En años anteriores, cada sector universitario (docentes, empleados y obreros) discutía por separado su convención colectiva, lo cual originó desigualdades en los beneficios socio-económicos y descontentos entre los gremios universitarios.

Este año, se está haciendo de manera conjunta con la participación de la Federación Nacional de Sindicatos de Profesores de la Educación Superior, la Federación Nacional de Empleados Universitarios y la Federación Nacional de Sindicatos de Obreros.

Estas federaciones agrupan 111 asociaciones sindicales, por lo cual su propuesta para el contrato colectivo único es la más representativa.

En el sector universitario dicha convención colectiva se debe renovar cada dos años. El último contrato colectivo universitario está vigente desde el 2010.

La propuesta

Zambrano explicó que la propuesta laboral para el próximo contrato colectivo incluye la bonificación por concepto de alimentación a 30 días (equivalente a una unidad tributaria diaria), así como 40% de aumento salarial para el 2012 y otro 25% para el 2013.

Además, plantea 120 días de salario integral del bono vacacional y de fin de año. "Estos beneficios que se están solicitando son de extensión obligatoria para los jubilados y pensionados (por vejez o sobreviviente)", expuso.

Por salario integral se puede entender: sueldo base, primas, comisiones, días feriados trabajados, horas extras y guardias -en caso de que en la institución las hagan-, de acuerdo con la Ley Orgánica del Trabajo vigente. La nueva contratación incluye a 170 mil trabajadores universitarios.

Llaman a paro

Pese al llamado a negociar, para este jueves, empleados y obreros de las universidades del país están convocados a un paro de actividades por 24 horas.

El presidente de la Federación de Trabajadores Universitarios, Eduardo Sánchez, dijo que la medida obedece a que este miércoles, no se les permitió participar en las mesas de negociación que se han dispuesto para discutir las cláusulas del contrato colectivo único.

"La medida es porque no se han cumplido los acuerdos que sostuvimos", añadió. Aseguró que todas las universidades han manifestado que se plegarán a la paralización de actividades.

"Si el viernes, cuando está prevista la próxima reunión, no instalan la comisión y no participamos de ella, el próximo lunes tomaremos la calle", expuso.

Por su parte, Zambrano explicó que debido a la mora electoral en la elección de nuevas autoridades de la Federación de Trabajadores Universitarios, no se les permitirá su intervención en las mesas de negociaciones hasta que nombren a otros representantes sindicales.

"Ellos quieren participar de manera activa en la mesa, pero resulta que para efecto legal ellos no han hecho elecciones desde el año 2001, y en consecuencia tienen que nombrar a los sindicalistas que están asociados a esa Federación, que puedan por ley representarlos a ellos", explicó.

Asimismo, rechazó las paralizaciones de actividades dentro de las instituciones de educación universitaria en el país.