Afectaciones en la Capa de Ozono han causado alteraciones climáticas como el desplazamiento de vientos en el oeste argentino, que hicieron disminuir las lluvias en la región de la Patagonia, y afectaron sensiblemente el crecimiento de sus bosques.

La investigación del doctor Ricardo Villalba, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), muestra que el agujero en la capa de ozono habría provocado el desplazamiento de los vientos en el hemisferio sur.

En un ensayo de la revista Nature Geosciencie, indica que ese fenómeno a su vez "produjo un cambio en los patrones de lluvias y, en consecuencia, en el crecimiento de los bosques en las regiones afectadas", como muestra el análisis de coihues, cipreses y araucarias del sur de Argentina y Chile.

Los científicos analizaron los anillos de más de 3.000 árboles de la Patagonia argentina y chilena, Nueva Zelanda y Tasmania, en Australia, para conocer sus patrones de crecimiento desde el año 1409 hasta la actualidad.

"Los resultados sorprendieron: mientras que los ejemplares de América del Sur mostraron en las últimas cuatro décadas las tasas de crecimiento más bajas durante esos 600 años, los de Oceanía presentaron los valores más altos", señala el informe.

Según Villalba, los anillos muestran que este es un fenómeno sin precedentes desde 1409, año del que datan las muestras más antiguas. Desde entonces, los árboles nunca habían mostrado un crecimiento tan reducido.

Además de Villalba y otros colegas argentinos participaron del estudio investigadores de universidades y entidades científicas de Chile, Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Suiza, Australia y Nueva Zelanda.